10 Formas Poderosas De Buscar A Dios Y Su Presencia

"En mi presencia está la plenitud de la alegría". Salmo 16:11 La presencia de Dios ha sido una realidad constante en la vida de sus hijos. Desde el Antiguo Testamento y el rey David hasta el Nuevo Testamento y el apóstol Pablo, leemos historias de cómo la presencia de Dios ha estado con Sus hijos a lo largo del tiempo.

La pregunta es: ¿Cómo experimentas hoy la presencia de Dios? ¿Cómo puedes, como hijo de Dios, experimentar la presencia manifiesta del Dios vivo en tu vida? A continuación encontrarás 10 formas profundas en las que tú, como seguidor de Jesús, puedes experimentar la plenitud de la presencia del Señor en tu vida:

Formas Poderosas De Buscar A Dios Y Su Presencia

Índice
  1. #1. Reserva 10 minutos al principio y al final de tu día para orar
  2. #2. Toma decisiones conscientes para encontrar nuevas formas de buscar a Dios
  3. #3. Identifica y elimina las acciones pecaminosas de tu vida
  4. #4. Acostúmbrate a expresar tu gratitud a Dios
  5. #5. Leer la Palabra de Dios para conocerlo
  6. #6. Aprende a estar alegre en todas las circunstancias
  7. #7. Ofrece a Dios tu alabanza aunque sea con lágrimas
  8. #8. Quita los ídolos de tu corazón dándole a Cristo el lugar que le corresponde
  9. #9. Entrega todas las áreas de tu vida a Su perfecta voluntad
  10. #10. Ora para que los ojos vean la evidencia de Su presencia
  11. Conclusión

#1. Reserva 10 minutos al principio y al final de tu día para orar

Mateo 27:51 nos cuenta cómo la muerte de Jesucristo en la cruz rasgó la cortina que nos separaba del Lugar Santísimo, donde se encuentra la presencia de Dios. En Hebreos 10:19-23 se explica cómo Cristo nos abrió el camino para acercarnos al trono de Dios y acercarnos a Él con fe. Por tanto, la oración es una de las mejores maneras de experimentar la presencia de Dios.

Al comenzar tu día con la oración, entras en la presencia del Señor y recibes la ayuda de Dios para afrontar tu día. Al terminar tu día con la oración, pones todas tus preocupaciones ante el altar del Señor y puedes estar seguro de que su presencia te mantendrá toda la noche. La oración es la parte más íntima del camino del cristiano con el Señor. Si quieres experimentar una mayor intimidad con el Señor, dedica más tiempo a buscar su presencia a través de la oración.

#2. Toma decisiones conscientes para encontrar nuevas formas de buscar a Dios

Cuando nos hagamos disponibles para encontrar a Dios, lo encontraremos. En Éxodo 33:17-23 se cuenta cómo Moisés salió del campamento para buscar al Señor. Hizo una elección consciente de buscar al Señor y se alejó de las distracciones. El resultado fue que encontró a Dios y recibió la notable promesa de la presencia de Dios para la tarea que tenía por delante.

Mira También25 Preguntas Y Respuestas Del Estudio Bíblico De Efesios25 Preguntas Y Respuestas Del Estudio Bíblico De Efesios

Hay muchas maneras de hacer un esfuerzo más centrado en el encuentro con Dios. Puedes estudiar la Palabra de Dios al leer la Biblia, memorizar versículos bíblicos, asistir a los servicios de la iglesia, servir y orar por los demás en el Reino de Dios, y mucho más. Haz elecciones conscientes en tu vida que te lleven a una mayor presencia del Señor.

Es importante recordar que pasar tiempo con Dios va más allá de las paredes de la iglesia e incluso del servicio religioso. Es un compromiso y una elección diaria. A medida que pases más tiempo concentrado con el Señor, notarás una creciente conciencia de Su presencia en todo lo que hagas con y para Él.

#3. Identifica y elimina las acciones pecaminosas de tu vida

El Salmo 140:13 hace una promesa que cambia la vida: los hijos de Dios pueden vivir en Su presencia. Pero, por desgracia, uno de los mayores obstáculos para experimentar Su presencia en nuestras vidas es nuestro pecado. El pecado daña la relación entre un Padre santo y sus hijos. La separación causada por el pecado es la razón por la que Dios envió a Su Hijo, Jesucristo, para pagar el precio del pecado (Romanos 6:23).

El perdón ofrecido por Jesús es la única manera de tener una relación estrecha con Dios y la única manera de experimentar la plenitud de Su presencia. Pide al Espíritu Santo que te revele las áreas de tu vida que no agradan al Padre.

Una vez que sepas cuáles son, muévete rápidamente para eliminarlos. A medida que aprendas a escuchar y a confiar en la guía de Dios, descubrirás que su presencia será mucho más satisfactoria y agradable que cualquier cosa a la que renuncies.

#4. Acostúmbrate a expresar tu gratitud a Dios

El Salmo 100:4 enseña que, cuando entramos en su presencia, debemos hacerlo con agradecimiento. ¿Es fácil para los hijos de Dios hablarle de todas las cosas que nos molestan y no darle nunca las gracias? Si deseas entrar en su presencia, debes dar gloria al Señor con tu gratitud por sus bendiciones.

Mira También20 Formas Únicas En Que Dios Nos Habla Hoy20 Formas Únicas En Que Dios Nos Habla Hoy

Puede que no se te ocurran muchas cosas por las que dar las gracias en este momento, pero empieza a crear el hábito de buscar cosas por las que dar las gracias a Dios. El primer paso es empezar a escribir en un diario las cosas por las que estás agradecido.

Tal vez prefieras escribir lo que agradeces en un papel y hacer una caja para guardarlo. Si luchas con un corazón ingrato, pide al Espíritu Santo que te ayude a ver las bendiciones de Dios. Cuando practiques la gratitud, descubrirás que tienes más cosas que agradecer de las que pensabas. Experimenta Su presencia en tu vida desarrollando un espíritu agradecido.

#5. Leer la Palabra de Dios para conocerlo

Dios se nos ha revelado de muchas maneras. Sin embargo, hay momentos en que los hijos de Dios no pueden sentir Su presencia. ¿Por qué? Una de las razones puede ser que no buscan conocerlo personalmente como lo harían con un amigo o un ser querido. Muchos leen la Palabra de Dios sólo para saber lo que Dios puede hacer por ellos.

Por ello, pueden sentir que Él es Dios en el cielo, un gobernante distante sobre sus vidas, en lugar del Dios personal que Él desea ser. Busca en la Palabra de Dios los atributos que Él ha revelado, y pronto lo conocerás en un nivel íntimo.

Decide hoy empezar a leer la Biblia para conocer a Dios a un nivel más profundo. Mientras lees, reza y pide al Espíritu Santo que te abra los ojos para conocerle en toda su belleza. Recuerda que la Biblia no es sólo un libro. Léelo como la carta de amor que Dios quiere que sea. (2 Tesalonicenses 2:13) Hazlo, y encontrarás un amor por Dios y una cercanía a Él que ninguna relación terrenal puede superar.

#6. Aprende a estar alegre en todas las circunstancias

Santiago 1:2-4 dice que debemos afrontar nuestras dificultades con alegría porque eso nos hará más parecidos al Padre. I Tesalonicenses 5:16-18 nos dice que debemos alegrarnos y orar en todas las circunstancias, porque eso es lo que Dios quiere de nosotros. Una actitud alegre es una prueba de tu fe en Dios, que actúa en tu favor. Si no tienes fe para mantener una actitud alegre, pide a Jesús que aumente tu fe. (Lucas 17:5).

Mira También25 Maneras De Escuchar A Dios Y Oír Al Señor25 Maneras De Escuchar A Dios Y Oír Al Señor

Elige ahora estar alegre en todas las cosas, y esto desarrollará una confianza que nada puede sacudir. Tu confianza estará en Él, no en tus circunstancias. Encontrarás la presencia del Señor en tu adversidad cuando pongas tu corazón en la alegría en todas las cosas (2 Corintios 1:8-10).

#7. Ofrece a Dios tu alabanza aunque sea con lágrimas

La Biblia enseña mucho sobre cómo Dios ama las alabanzas de sus hijos. El Salmo 22:3 dice que Dios habita en las alabanzas de su pueblo. Si quieres experimentar la presencia del Señor en tu vida, únete a los ángeles y adora al Dios vivo. Desgraciadamente, en la cultura mundial actual, no suele ser aceptable alabar a Dios por todo lo que ocurre en tu vida. Es fácil aceptar que todas las cosas buenas de tu vida vienen de la mano derecha de Dios, pero ¿qué pasa con las cosas difíciles? ¿Necesitamos alabarle incluso entonces?

Tenemos pruebas bíblicas de que la respuesta es afirmativa. Ofrece alabanzas a Dios en los buenos y en los malos momentos. Los ángeles adoran a Dios (Apocalipsis 7:11), así que determina en tu corazón que te unirás a ellos, aunque tu alabanza esté mezclada con lágrimas. No hay mejor lugar para estar cuando sufres que en la presencia de tu amoroso Padre celestial.

#8. Quita los ídolos de tu corazón dándole a Cristo el lugar que le corresponde

¿Encuentras tu alma sedienta de Dios? ¿Está el Señor a menudo en tus pensamientos y planes diarios? Si no es así, tal vez haya cosas en tu vida que lo están desplazando de tu mente. En el mundo actual, los ídolos pueden ser el trabajo, el dinero, la salud, el éxito, la familia o, en algunas culturas, una estatua de otro dios. I Juan 5:21 declara bellamente el deseo de Dios para sus hijos. Nos ha advertido que nos cuidemos de adorar a los ídolos.

Una forma rápida de sentir más la presencia del Señor en tu vida es poner todo lo que aprecias en su lugar. Entrega al Señor todo lo que tenga mayor dominio en tu corazón que Dios. Dios quiere una relación profunda y personal contigo. Cuando las cosas y las preocupaciones del mundo dejan paso al Dios vivo, sentirás más su presencia. Mateo 6:33 dice que le pongas a Él en primer lugar, y Él se encargará de las demás preocupaciones de tu vida.

#9. Entrega todas las áreas de tu vida a Su perfecta voluntad

Jeremías aprendió hace mucho tiempo que nuestros planes y deseos no son nuestros, sino que pertenecen a nuestro Creador, el Dios vivo (Jeremías 10:23). Pon tu corazón dispuesto para complacerle, e invita a Jesús a ser el Señor en todas las áreas de tu vida. Ora para tener un espíritu dispuesto a rendirse a lo que Dios te traiga, sea bueno o malo.

Mira TambiénLos 50 Mejores Juegos Para Romper El Hielo Para Grupos De JóvenesLos 50 Mejores Juegos Para Romper El Hielo Para Grupos De Jóvenes

La entrega muestra tu amor y tu confianza. Reza y pide al Señor que tome el control de tus planes y deseos. Pídele que te dé un espíritu dispuesto a seguir Su dirección dondequiera que te lleve. Su mano guiadora sobre tu vida puede traerte la paz y el valor para afrontar cualquier cosa que Él permita que te llegue. A medida que descubras el camino de la vida que Él ha elegido, encontrarás consuelo al saber que Su presencia está contigo.

#10. Ora para que los ojos vean la evidencia de Su presencia

La Palabra de Dios nos invita a buscar el rostro de Dios. 1 Crónicas 16:11 nos dice que busquemos siempre Su rostro. De nuevo, en Jeremías 29:13, se nos promete que lo encontraremos si lo buscamos con todo nuestro ser. ¡Qué gran regalo nos ha hecho Cristo Jesús! Nos ha dado una forma de tener una relación personal con el Padre celestial que no se esconde de nosotros. Puedes estar seguro de que Dios tiene muchas cosas que quiere que experimentes con Él.

En 2 Reyes 6:17-20, Eliseo oró para que Dios abriera los ojos de su siervo. Eliseo quería que su siervo pudiera ver que la presencia y la protección de Dios estaban con ellos. Utiliza parte de tu tiempo de oración matutino para pedir la capacidad de ver Su presencia en tu vida. A medida que aumente tu visión espiritual, verás la evidencia de que Su presencia está siempre contigo.

Conclusión

La Escritura nos dice que no tenemos porque no pedimos. Por lo tanto, debes pedir a Dios que se te revele. Busca Su mano en todo lo que experimentas en tu vida diaria, tanto en lo bueno como en lo malo. Lo que encontrarás es que Juan 1:14 es más real para ti ahora que nunca.

¡El Verbo, que es Jesucristo, se ha hecho carne y habita con vosotros! La verdad es que la presencia de Dios está siempre con Sus hijos. El rey David, un hombre según el corazón de Dios, expresó esta verdad maravillosamente en el Salmo 139. El Señor Dios sabe cuándo duermes y cuándo te levantas y todo lo que hay entre medias. No hay nada en tu vida que escape a su mirada.

Al incorporar estas 10 formas diferentes de buscar Su presencia en tu vida diaria, te unirás al resto de los hijos de Dios. Construirás tu relación íntima con el Señor del cielo y profundizarás en tu vida espiritual. Todos estamos aprendiendo a reconocer Sus huellas en cada parte de nuestra vida.

Mira También25 formas diferentes de adorar a Dios y alabar al Señor25 Formas Diferentes De Adorar A Dios Y Alabar Al Señor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir