Vivir Es Cristo Y Morir Es Ganancia Significado

"Para mí vivir es Cristo, y morir es una ganancia". (Filipenses 1:21). La vida cambia completamente cuando una persona encuentra a Jesucristo y lo acepta como su Señor y Salvador.

El apóstol Pablo es un ejemplo. Antes perseguidor de los cristianos, tras conocer a Jesús en el camino de Damasco, se convirtió en uno de sus más eficaces servidores (Hechos 22:3-15). A partir de ese momento, quiso vivir para Cristo. Así debería ser también para todo cristiano renacido.

Vivir es Cristo Y Morir es Ganancia Significado

Índice
  1. #1. Jesús es nuestro propósito en la vida
  2. #2. Jesús es nuestra seguridad en la muerte
  3. #3. Jesús es nuestra esperanza de vida eterna
  4. Conclusión

#1. Jesús es nuestro propósito en la vida

El apóstol Pablo escribió que "Cristo será engrandecido en mi cuerpo, ya sea con la vida o con la muerte" (Filipenses 1:20). En esta frase expresó su propósito en la vida, que era magnificar a Jesús. Estaba dispuesto a vivir e incluso a morir para conseguirlo.

La palabra original traducida como "magnificado" también puede traducirse como "exaltado" (NVI) y "honrado" (ESV). El deseo último de Pablo era que todo lo que hiciera en su vida, incluida su muerte, magnificara, exaltara y honrara al Señor Jesús. Por eso escribió que para él "vivir es Cristo" (Filipenses 1:21).

Los cristianos debemos tener el mismo objetivo que Pablo. Debemos vivir de tal manera que todo lo que hagamos, lo hagamos para la gloria de Dios (Colosenses 3:17). Cualquiera que nos mire debería ver a Jesús. No sólo en nuestras palabras, sino en todos los aspectos de nuestra vida.

Mira TambiénCuidado Con Los Lobos Vestidos De Oveja SignificadoCuidado Con Los Lobos Vestidos De Oveja Significado

#2. Jesús es nuestra seguridad en la muerte

Pablo quería magnificar a Jesús en su vida y, cuando fuera necesario, en su muerte (Filipenses 1:20). Luego dijo que "vivir es Cristo, y morir es una ganancia". (Filipenses 1:21). Ya hemos cubierto la primera parte de esta frase. Ahora veamos qué quiso decir con "morir es una ganancia".

El propio Pablo lo explicó en el versículo 23 diciendo que tenía "el deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es mucho mejor" (Filipenses 1:23). Sabía que no tenía motivos para temer la muerte. Para él, morir significaba que iba a estar con Cristo, lo cual es "mucho mejor" (¡de verdad!). ¿Pero cómo podía estar tan seguro?

El miedo a la muerte proviene de la incertidumbre. Es el miedo a lo desconocido. Pero la fe de Pablo le dio la certeza de lo que sucedería después de la muerte: estaría con el Señor (2 Corintios 5:8). Su encuentro con Jesús en el camino de Damasco no sólo cambió su vida, sino que también influyó en sus expectativas sobre la muerte.

Su confianza no se basaba en sus propios logros (Tito 3:5; Filipenses 3:7-9). Sabía que nunca podría ganar su salvación (Romanos 7:19). La salvación es un don de Dios, que recibimos mediante la fe en Jesús (Efesios 2:8-9; 1 Tesalonicenses 5:9-10).

Si nuestra salvación dependiera de nuestras buenas acciones, tendríamos todos los motivos para temer la muerte. Pero, como afirman las Escrituras, nuestra salvación viene por la fe en Jesucristo. Por tanto, podemos estar seguros de que, si creemos, estaremos con Él después de morir.

#3. Jesús es nuestra esperanza de vida eterna

Pablo escribió que "la paga del pecado es la muerte, pero el don de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor". (Romanos 6:23). Pablo habla de lo que llamamos "muerte espiritual", que es vivir apartado de Dios. El pecado es lo que mantiene a la persona separada de Él. En cambio, la "vida eterna" es vivir en paz con Dios gracias al sacrificio de Jesús (Romanos 5:1). Esto sólo es posible si los pecados de una persona son perdonados.

Mira TambiénSignificado De Significado De "El Gran Médico"

El apóstol Juan nos dio una definición de la vida eterna. Escribió: "Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado" (Juan 17:3 RV). Jesús es el único camino para obtener la vida eterna con Dios (Juan 14:6). A menudo pensamos en la vida eterna en el futuro, refiriéndonos a la vida que vendrá después de que muramos. Pero ten en cuenta que la Biblia dice que la vida eterna comienza aquí, en esta vida.

Comienza cuando aceptamos a Jesús como nuestro Señor y Salvador y nos salvamos de nuestros pecados. Comienza aquí y continuará por toda la eternidad. Y será mucho mejor después de que muramos (1 Corintios 13:12). En cuanto a la vida y la muerte, la promesa de la vida eterna nos dice que seguiremos viviendo con Dios después de nuestra muerte física. Jesús dijo:

"Yo les doy vida eterna; no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano" (Juan 10:28).

Jesús es el único que puede darnos la vida eterna. Él es el único que nos garantiza que no pereceremos, incluso después de morir. Ha prometido que viviremos para siempre con Él. Lo único que tenemos que hacer es creer.

Conclusión

Vivir según la voluntad de Dios no es fácil. Pero debemos tener claro el objetivo de nuestra vida. Debemos vivir de forma que nuestra vida sea un testimonio del amor, la misericordia y la gracia de Dios. Debemos vivir para engrandecer y glorificar a nuestro Señor, sabiendo que ni siquiera la muerte puede sacudir la esperanza que tenemos de vivir para siempre con Él. Por lo tanto, podemos, por fe, estar de acuerdo con Pablo y decir que para nosotros "vivir es Cristo, y morir es una ganancia" (Filipenses 1:21 RV).

Mira TambiénNingún Hombre Puede Servir A Dos Amos SignificadoNingún Hombre Puede Servir A Dos Amos Significado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir