40 Escrituras Bíblicas Trascendentales Sobre El Miedo

La palabra "miedo" aparece 453 veces en la Biblia. La infografía siguiente identifica los puntos de cada ocurrencia. Esta presentación gráfica comienza con el Génesis en la parte superior izquierda y concluye con el Apocalipsis en la parte inferior derecha.

Fear Scriptures in the Bible

A continuación te mostraremos 40 trascendentales escrituras bíblicas sobre el miedo:

Índice
  1. Isaías 41:10
  2. 2 Timoteo 1:7
  3. 1 Juan 4:18
  4. Salmos 34:4
  5. Proverbios 29:25
  6. 1 Juan 1:9
  7. 1 Pedro 2:17
  8. 1 Pedro 3:14
  9. 1 Pedro 5:7
  10. Deuteronomio 3:22
  11. Deuteronomio 31:6
  12. Deuteronomio 7:21
  13. Hebreos 13:6
  14. Isaías 12:2
  15. Isaías 35:4
  16. Isaías 41:13
  17. Isaías 43:1
  18. Jeremías 29:11
  19. Juan 14:27
  20. Josué 1:9
  21. Lucas 12:32
  22. Mateo 10:28
  23. Mateo 14:27
  24. Mateo 6:34
  25. Filipenses 4:13
  26. Filipenses 4:6
  27. Proverbios 12:25
  28. Proverbios 14:27
  29. Proverbios 19:23
  30. Proverbios 8:13
  31. Salmos 111:10
  32. Salmos 115:11
  33. Salmos 118:6
  34. Salmos 125:1
  35. Salmos 23:4
  36. Salmos 27:1
  37. Salmos 34:18
  38. Salmos 56:3
  39. Salmos 94:19
  40. Romanos 8:15

Isaías 41:10

"No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios; te fortaleceré, te ayudaré, te sostendré con mi justa diestra".

2 Timoteo 1:7

Porque Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de poder, de amor y de dominio propio.

1 Juan 4:18

No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor. Porque el temor tiene que ver con el castigo, y quien teme no se ha perfeccionado en el amor.

Mira También40 Mejores Escrituras Bíblicas Sobre El Fuego40 Mejores Escrituras Bíblicas Sobre El Fuego

Salmos 34:4

Busqué al Señor, y él me respondió y me libró de todos mis temores.

Proverbios 29:25

El temor del hombre pone una trampa, pero quien confía en el Señor está seguro.

1 Juan 1:9

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

1 Pedro 2:17

Honra a todos. Ama a la hermandad. Teme a Dios. Honra al emperador.

1 Pedro 3:14

Pero aunque padezcáis por causa de la justicia, seréis bendecidos. No tengáis miedo de ellos, ni os turbéis.

1 Pedro 5:7

Echad sobre él todas vuestras angustias, porque él cuida de vosotros.

Mira También40 Poderosas Escrituras Bíblicas Sobre Las Primicias40 Poderosas Escrituras Bíblicas Sobre Las Primicias

Deuteronomio 3:22

No los temerás, porque es el Señor tu Dios quien lucha por ti.

Deuteronomio 31:6

Sé fuerte y valiente. No les tengas miedo ni temor, porque es el Señor tu Dios quien va contigo. No te dejará ni te abandonará.

Deuteronomio 7:21

No les tengas miedo, porque el Señor tu Dios está en medio de ti, un Dios grande y temible.

Hebreos 13:6

Así que podemos decir con confianza: "El Señor es mi ayudante; no temeré; ¿qué podrá hacerme el hombre?"

Isaías 12:2

He aquí que Dios es mi salvación; confiaré, y no temeré; porque el Señor Dios es mi fuerza y mi canción, y ha llegado a ser mi salvación.

Isaías 35:4

Di a los que tienen un corazón inquieto: "¡Sed fuertes, no temáis! He aquí que tu Dios vendrá con la venganza, con la recompensa de Dios. Él vendrá y te salvará'".

Mira También40 Escrituras Bíblicas Convincentes Sobre El Libre Albedrío40 Escrituras Bíblicas Convincentes Sobre El Libre Albedrío

Isaías 41:13

"Porque yo, el Señor, tu Dios, sostengo tu mano derecha; soy yo quien te dice: 'No temas, yo soy el que te ayuda'".

Isaías 43:1

Pero ahora así dice el Señor, el que te creó, oh Jacob, el que te formó, oh Israel "No temas, porque te he redimido; te he llamado por tu nombre, eres mío".

Jeremías 29:11

"Porque yo sé los planes que tengo para vosotros, dice el Señor, planes de bienestar y no de mal, para daros un futuro y una esperanza."

Juan 14:27

"La paz os dejo; mi paz os doy. No os la doy como la da el mundo. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo".

Josué 1:9

"¿No te he ordenado? Sé fuerte y valiente. No te asustes ni desmayes, porque el Señor, tu Dios, está contigo dondequiera que vayas".

Lucas 12:32

"No temáis, pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros el reino".

Mira También30 Escrituras Bíblicas Trascendentes Sobre La Fecundidad30 Escrituras Bíblicas Trascendentes Sobre La Fecundidad

Mateo 10:28

"Y no temáis a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma. Temed más bien al que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno."

Mateo 14:27

Pero en seguida Jesús les habló diciendo: "Ánimo, soy yo. No tengáis miedo".

Mateo 6:34

"Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana, porque el día de mañana se preocupará por sí mismo. Basta con que el día se preocupe por sí mismo".

Filipenses 4:13

Todo lo puedo hacer por medio de aquel que me fortalece.

Filipenses 4:6

No os afanéis por nada, sino que en todo, con oración y ruego, con acción de gracias, presentad vuestras peticiones a Dios.

Proverbios 12:25

La ansiedad en el corazón del hombre lo agobia, pero la buena palabra lo alegra.

Mira También30 Escrituras Bíblicas Edificantes Sobre La Cosecha30 Escrituras Bíblicas Edificantes Sobre La Cosecha

Proverbios 14:27

El temor del Señor es fuente de vida, para que uno se aleje de las trampas de la muerte.

Proverbios 19:23

El temor del Señor conduce a la vida, y quien lo tiene descansa satisfecho; no será visitado por el mal.

Proverbios 8:13

El temor del Señor es el odio al mal. La soberbia y la arrogancia y el camino del mal y la palabra pervertida los aborrezco.

Salmos 111:10

El temor del Señor es el principio de la sabiduría; todos los que lo practican tienen buen entendimiento. Su alabanza es eterna.

Salmos 115:11

Ustedes que temen al Señor, confíen en el Señor. Él es su ayuda y su escudo.

Salmos 118:6

El Señor está de mi lado; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre?

Salmos 125:1

Un canto de ascensión. Los que confían en el Señor son como el monte Sión, que no puede ser movido, sino que permanece para siempre.

Salmos 23:4

Aunque camine por el valle de la sombra de la muerte, no temeré ningún mal, porque tú estás conmigo; tu vara y tu cayado me confortan.

Salmos 27:1

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién tendré miedo?

Salmos 34:18

El Señor está cerca de los quebrantados de corazón y salva a los abatidos de espíritu.

Salmos 56:3

Cuando tengo miedo, pongo mi confianza en ti.

Salmos 94:19

Cuando las preocupaciones de mi corazón son muchas, tus consuelos alegran mi alma.

Romanos 8:15

Porque no habéis recibido el espíritu de esclavitud para volver a caer en el temor, sino que habéis recibido el Espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: "¡Abba! Padre!"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir