La Identidad En Cristo. Qué Es Y Cómo Tenerla

La identidad es una de las preocupaciones más profundas del ser humano. Nos preguntamos quiénes somos, qué nos define, cuál es nuestro propósito en la vida. En la fe cristiana, la identidad es un tema crucial, ya que se basa en la comprensión de que nuestra identidad no se encuentra en nosotros mismos, sino en nuestra relación con Dios. En este artículo, veremos qué significa la identidad en Cristo y cómo podemos vivir de acuerdo a esta verdad.

Índice
  1. ¿Qué significa la identidad en Cristo?
  2. ¿Cómo podemos vivir de acuerdo a nuestra identidad en Cristo?
    1. 1. Conociendo nuestra identidad en Cristo
    2. 2. Renovando nuestra mente
    3. 3. Permaneciendo en comunión con Dios
    4. 4. Rodeándonos de comunidad
  3. ¿La identidad en cristo se puede perder o cambiar?
  4. Conclusión

¿Qué significa la identidad en Cristo?

La identidad en Cristo se refiere a la comprensión de que, como cristianos, nuestra identidad se basa en nuestra relación con Jesucristo. Esto significa que nuestra identidad no se encuentra en nuestras circunstancias, nuestras posesiones o nuestros logros, sino en nuestra posición como hijos de Dios.

La identidad en Cristo

En 2 Corintios 5:17, se nos dice que "si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas". Esto significa que cuando recibimos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, se produce un cambio radical en nuestra vida. Dejamos de ser la persona que éramos y nos convertimos en una nueva creación en Cristo.

La identidad en Cristo también significa que tenemos acceso a ciertos beneficios como hijos de Dios. En Efesios 1:3-14, dice que hemos sido bendecidos con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo. Esto incluye la elección, la adopción, la redención, la justificación y la santificación. En resumen, como cristianos, tenemos una identidad nueva y maravillosa en Cristo.

¿Cómo podemos vivir de acuerdo a nuestra identidad en Cristo?

A pesar de tener una nueva identidad en Cristo, a menudo luchamos por vivir de acuerdo a ella. A veces, nos sentimos atrapados en patrones de pensamiento y comportamiento que no reflejan nuestra nueva naturaleza en Cristo. Entonces, ¿Cómo podemos vivir de acuerdo a nuestra identidad en Cristo?

Mira También7 Enseñanzas De Jesús Y Los Apóstoles7 Enseñanzas De Jesús Y Los Apóstoles

1. Conociendo nuestra identidad en Cristo

El primer paso para vivir de acuerdo a nuestra identidad en Cristo es conocerla. Necesitamos estudiar las Escrituras para comprender quiénes somos en Cristo. Tenemos que entender que nuestra identidad no se basa en nuestras circunstancias, sino en nuestra relación con Dios. Cuando conocemos nuestra identidad cristiana, podemos comenzar a vivir de acuerdo a ella.

2. Renovando nuestra mente

Romanos 12:2 nos dice:

"No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta".

Para vivir de acuerdo a nuestra identidad en Cristo, necesitamos renovar nuestra mente. Esto significa deshacernos de patrones de pensamiento negativos y adoptar la mente de Cristo. Necesitamos llenar nuestra mente con la verdad de las Escrituras para que podamos pensar y actuar de acuerdo a nuestra identidad en Cristo.

3. Permaneciendo en comunión con Dios

Es necesario permanecer en comunión con Dios. En Juan 15:5, Jesús nos dice:

"Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer".

Mira TambiénLas Obras Sociales Y Humanitarias De La IglesiaLas Obras Sociales Y Humanitarias De La Iglesia

Debemos cultivar una relación íntima con Dios a través de la oración, la lectura de las Escrituras y la adoración. Cuando estamos en comunión con Dios, somos fortalecidos para vivir de acuerdo a lo que es Cristo.

4. Rodeándonos de comunidad

Tenemos que rodearnos de creyentes que puedan animarnos y apoyarnos en nuestra caminata cristiana. En Hebreos 10:24-25, se nos dice:

"y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca".

Cuando estamos en comunidad, podemos aprender y crecer juntos en nuestra identidad en Cristo.

¿La identidad en cristo se puede perder o cambiar?

La identidad en Cristo es una creencia central en la teología cristiana que se refiere a la idea de que una persona es transformada y renovada en su ser a través de una relación personal con Jesucristo. Esta identidad se basa en la creencia de que, al aceptar a Cristo como Salvador y Señor, una persona se convierte en un hijo o hija de Dios, y su vida es transformada por el poder del Espíritu Santo.

Desde una perspectiva teológica, la identidad en Cristo es una realidad espiritual y eterna que no puede ser perdida o cambiada. La Biblia enseña que una vez que una persona ha aceptado a Jesucristo como su Salvador, ella se convierte en una nueva creación en Cristo (2 Corintios 5:17) y que nada puede separarla del amor de Dios que está en Cristo Jesús (Romanos 8:38-39).

Mira TambiénLo Que Nos Impide Seguir A Dios: 6 ObstáculosLo Que Nos Impide Seguir A Dios: 6 Obstáculos

Sin embargo, aunque la identidad en Cristo no puede ser perdida o cambiada desde una perspectiva espiritual, esto no significa que una persona no pueda experimentar momentos de duda, tentación o desobediencia. En estos casos, es importante recordar que esto no se basa en los sentimientos o en las circunstancias externas, sino en la obra redentora de Cristo en la cruz y en la promesa fiel de Dios.

Por lo tanto, si una persona se encuentra luchando con su identidad en Cristo, es importante buscar la ayuda de líderes espirituales y la orientación de la Palabra de Dios para recordarla y vivir en el poder del Espíritu Santo.

Conclusión

Nuestra identidad en Cristo es una verdad maravillosa que nos da esperanza y propósito. Cuando conocemos esta identidad y vivimos de acuerdo a ella, podemos experimentar la plenitud de vida que Dios tiene para nosotros. Esto significa renovar nuestra mente, permanecer en comunión con Dios, rodearnos de comunidad y vivir de acuerdo a la verdad de las Escrituras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir