La Historia Del Centurión Romano Cornelio Según La Biblia

El centurión romano Cornelio es uno de los personajes más interesantes del Nuevo Testamento, ya que fue el primer gentil en recibir el evangelio de Jesucristo y el bautismo del Espíritu Santo. Su historia se narra en el libro de los Hechos de los Apóstoles, capítulos 10 y 11, y nos muestra cómo Dios puede obrar en la vida de las personas que le buscan con sinceridad y fe.

Índice
  1. ¿Quién era Cornelio?
  2. ¿Qué le dijo el ángel al centurión romano Cornelio?
  3. ¿Qué pasó cuando Pedro llegó a la casa de Cornelio?
  4. ¿Qué ocurrió después de la predicación de Pedro?
  5. ¿Qué consecuencias tuvo el caso del centurión romano Cornelio?
  6. Conclusión

¿Quién era Cornelio?

Cornelio era un oficial del ejército romano que estaba al mando de una cohorte llamada la Italiana, que se encontraba acuartelada en Cesarea, una ciudad costera de Palestina. Según el relato bíblico, Cornelio era un hombre piadoso y temeroso de Dios, que hacía muchas limosnas al pueblo judío y oraba constantemente a Dios (Hechos 10:1-2).

El centurión romano Cornelio

Aunque Cornelio no era judío, sino gentil, se había acercado a la religión judía y seguía sus preceptos morales y rituales. Sin embargo, le faltaba algo esencial: conocer a Jesucristo como su Salvador y Señor. Por eso, Dios le envió un ángel para que le indicara cómo podía recibir la salvación.

¿Qué le dijo el ángel al centurión romano Cornelio?

El ángel se le apareció al centurión en una visión, alrededor de la hora novena del día (las tres de la tarde), y le dijo:

"Cornelio, tu oración ha sido oída, y tus limosnas han sido recordadas delante de Dios. Envía, pues, a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro; él está hospedado en casa de Simón, un curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que debes hacer" (Hechos 10:3-6).

Mira También¿Qué Es La Oración, Cómo Y Para Qué Orar?¿Qué Es La Oración, Cómo Y Para Qué Orar?

Cornelio obedeció al ángel y envió a dos de sus criados y a un soldado piadoso a buscar a Pedro. Mientras tanto, Pedro también tuvo una visión en la que Dios le mostró que no debía llamar inmundo o impuro a ningún hombre o animal, pues Dios los había limpiado (Hechos 10:9-16). Esto era una preparación para que Pedro entendiera que el evangelio no era solo para los judíos, sino también para los gentiles.

¿Qué pasó cuando Pedro llegó a la casa de Cornelio?

Cuando Pedro llegó a la casa de Cornelio, este le salió al encuentro y se postró a sus pies, pero Pedro le levantó diciéndole:

"Levántate, pues yo mismo también soy hombre" (Hechos 10:25-26).

Luego entraron en la casa, donde les esperaba una gran multitud de parientes y amigos de Cornelio. Pedro les explicó que él era judío y que no le estaba permitido asociarse con gentiles, pero que Dios le había mostrado que no debía hacer acepción de personas (Hechos 10:27-29). Entonces Cornelio le contó su visión y le dijo:

"Ahora, pues, todos nosotros estamos aquí en la presencia de Dios, para oír todo lo que Dios te ha mandado" (Hechos 10:30-33). Pedro aprovechó la oportunidad para predicarles el evangelio de Jesucristo, su muerte y resurrección, su señorío y su juicio (Hechos 10:34-43).

¿Qué ocurrió después de la predicación de Pedro?

Mientras Pedro hablaba, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el mensaje. Los judíos que habían venido con Pedro se asombraron de que el don del Espíritu Santo fuera derramado también sobre los gentiles. Y los oyeron hablar en lenguas y glorificar a Dios (Hechos 10:44-46). Pedro entonces dijo:

Mira También¿Qué Significa Ser Sal De La Tierra Y Luz Del Mundo?¿Qué Significa Ser Sal De La Tierra Y Luz Del Mundo?

"¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?" (Hechos 10:47).

Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Después se quedó algunos días con ellos (Hechos 10:48).

¿Qué consecuencias tuvo el caso del centurión romano Cornelio?

El caso de Cornelio fue un hito en la historia de la iglesia primitiva, pues demostró que Dios no hacía distinción entre judíos y gentiles, sino que aceptaba a todos los que le temían y hacían justicia (Hechos 10:34-35). También mostró que el bautismo del Espíritu Santo era una señal de la incorporación al cuerpo de Cristo, y que no requería de la circuncisión ni de la observancia de la ley de Moisés (Hechos 11:15-18).

Sin embargo, no todos los creyentes judíos estaban de acuerdo con esta apertura a los gentiles. Algunos criticaron a Pedro por haber entrado en casa de un incircunciso y haber comido con él. Pedro tuvo que defenderse relatando toda la historia y diciendo:

"Si Dios les dio el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo para poder estorbar a Dios?" (Hechos 11:1-18).

Más tarde, se produjo un debate en el concilio de Jerusalén, donde se decidió que los gentiles no tenían que guardar la ley de Moisés, sino solo abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación (Hechos 15:1-29).

Mira También¿Qué Es La Gracia Y Cómo Se Recibe?¿Qué Es La Gracia Y Cómo Se Recibe?

Conclusión

La historia del centurión romano Cornelio nos enseña varias lecciones:

  • Dios escucha las oraciones y las obras de los que le buscan con sinceridad y fe, aunque no conozcan el evangelio.
  • Dios quiere que todos los hombres se salven y vengan al conocimiento de la verdad, sin importar su origen o condición.
  • Dios usa a sus siervos para llevar el mensaje de salvación a los que están dispuestos a escucharlo y obedecerlo.
  • Dios derrama su Espíritu Santo sobre los que creen en Jesucristo, sin distinción de raza o cultura.
  • Dios llama a su iglesia a ser unida y diversa, respetando las diferencias y celebrando lo esencial.

El ejemplo de Cornelio debe animarnos a buscar a Dios con todo nuestro corazón, a compartir el evangelio con amor y valentía, y a vivir en comunión con nuestros hermanos en Cristo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir