Significado De "Párate En la brecha" - Ezequiel 22:30

Ezequiel puede ser un libro desalentador para leer. Contiene muchas profecías, oráculos e imágenes que han dejado perplejos a los teólogos durante siglos. El tema es difícil, y la época en que tuvo lugar su ministerio fue un capítulo peligroso en la historia de la nación. El pueblo acababa de ser invadido por Babilonia, y había sido deportado al exilio con sus líderes.

El profeta Ezequiel tenía claro que los pecados del pueblo eran la razón del juicio y el castigo de Dios, y que la intercesión no era posible. Dice en Ezequiel 22:30: "Busqué entre ellos a un hombre que pudiera levantar un cerco y ponerse en la brecha delante de mí para la tierra, para que yo no la destruyera; pero no lo encontré".

Significado De "Párate En la brecha" - Ezequiel 22:30

Índice
  1. ¿Qué significa "Párate En la brecha"?
  2. Ejemplos de defensores anteriores
  3. El vacío de la expiación
  4. ¿Cómo podemos ponernos en el lugar de los demás?
  5. Resumen de expertos de Ezequiel 1-33

¿Qué significa "Párate En la brecha"?

Situarse en la brecha crea una clara imagen visual de alguien que intercede para proteger a alguien. Una aplicación obvia es la muralla protectora que rodea una ciudad: si hubiera una brecha en la muralla, los enemigos podrían entrar y atacar a la población, pero las tropas situadas en la brecha podrían proteger la apertura y repeler a los invasores. Se trata de un dispositivo de seguridad en caso de que las defensas primarias sean violadas.

En los versículos anteriores, Dios condena a los israelitas por sus pecados. Los versículos 23-29 enumeran las ofensas que cometieron: profanaron los objetos del Templo y despreciaron el sábado, sus líderes se enriquecieron a costa de los pobres, extorsionaron y robaron a los extranjeros y oprimieron a los necesitados, y sus falsos profetas los apaciguaron con mensajes engañosos de esperanza y perdón.

En el versículo 30, se dice que Dios buscó a alguien que intercediera por el pueblo -que se pusiera en la brecha y lo defendiera-, pero no encontró a nadie, así que termina su proclamación con un veredicto de culpabilidad y una promesa de ira.

Mira TambiénExplicación De Los Siete Espíritus De Dios - Apocalipsis 1:4, 3:1, 4:4, 5:6 KJVExplicación De Los Siete Espíritus De Dios - Apocalipsis 1:4, 3:1, 4:4, 5:6 KJV

Ejemplos de defensores anteriores

La noción de un ser humano que intercede por el pueblo no es extraña. Hay varios ejemplos notables, anteriores a este momento de la historia de Israel, en los que una persona justa "se puso en la brecha" ante Dios.

Cuando Dios decidió destruir Sodoma y Gomorra a causa de su pecado, informó a Abraham de sus planes. Abraham rogó a Dios que no destruyera toda la ciudad si se encontraba un puñado de personas justas, e intercedió por ellas. Primero pidió a Dios que perdonara las ciudades si se encontraban 50 personas buenas, y siguió negociando con Dios hasta que la estipulación final fue encontrar sólo 10 personas buenas.

Dios escuchó amorosamente la petición de Abraham y prometió perdonar la ciudad si se encontraba a estas personas justas; aunque finalmente la ciudad fue destruida, Dios escuchó a Abraham cuando le habló en nombre de los habitantes de la ciudad.

Cuando los hebreos hicieron su becerro de oro en el Monte Sinaí, Moisés bajó de la montaña y los condenó por su infidelidad. Cuando regresó a la cima de la montaña en presencia de Dios, éste le dijo a Moisés que estaba dispuesto a aniquilar a todo el pueblo hebreo y que quería revivir su nación con Moisés como padre. Moisés intercedió en favor de los israelitas y rogó a Dios que no los destruyera. Dios escuchó a Moisés y no actuó en sus planes.

Cuando David pecó haciendo un censo orgulloso, Dios envió un ángel de la muerte a través del campo para castigar al pueblo, pero cuando el ángel llegó a las afueras de Jerusalén, se detuvo. David compró allí la era, construyó un altar y ofreció sacrificios para implorar la misericordia y el perdón de Dios para que el pueblo se salvara.

Dios aceptó la ofrenda de David y el ángel los dejó. La intercesión de David permitió que el pueblo se salvara, y David conmemoró este momento dedicando este lugar a la construcción del Templo de Dios que su hijo Salomón acabaría construyendo.

Mira TambiénEl Justo Vivirá Por La Fe Significado - Rom 1:17, Gal 3:11, Heb 10:38 RVREl Justo Vivirá Por La Fe Significado - Rom 1:17, Gal 3:11, Heb 10:38 RVR

El vacío de la expiación

El ejemplo más importante de estar en la brecha ante Dios se encuentra en la vida de Jesucristo. El propósito mismo de su nacimiento como ser humano era dar su vida como sacrificio expiatorio por los pecados de toda la raza humana.

Fue el acto definitivo de ponerse en la brecha ante el juicio de Dios. Nuestro pecado nos hizo vulnerables al castigo divino, pero Jesús ofreció voluntariamente su vida como el único pago aceptable por ese pecado. Él cerró la brecha al colgar en una cruz y morir por nosotros.

Esta es la maravillosa historia del Evangelio: mientras estábamos atrapados en nuestra naturaleza humana pecaminosa, mientras nuestras defensas estaban destrozadas y la justicia divina estaba segura de arrastrarnos, la sangre de Jesús intervino para protegernos y devolvernos a Dios.

Su sacrificio ofrece continuamente el único camino para la restauración ante Dios, y Jesús mismo está ante el trono del Padre, abogando en nuestro favor y respondiendo por todos los creyentes.

¿Cómo podemos ponernos en el lugar de los demás?

Para poder llenar el vacío ante Dios en nombre de los demás, primero debemos aceptar el sacrificio de Jesús como expiación por nuestras propias vidas. Este es el primer y más importante paso: reconocer que somos impotentes para detener la marea del juicio y admitir que necesitamos un Salvador más grande de lo que podemos ser por nosotros mismos.

El siguiente paso es seguir el ejemplo de Cristo y ponernos en el lugar de los demás. Podemos empezar por enseñarles el Evangelio, y luego confrontar amorosa pero directamente los pecados en sus vidas y llevarlos de vuelta a Dios.

Mira TambiénSignificado De Significado De "He Encontrado Al Que Ama Mi Alma" - Salomón 3:4 RVR

Sin embargo, la mejor manera de salvar la brecha es a través de la oración. La oración de intercesión no es otra cosa que hablar con Dios en nombre de alguien, y es la mejor y más eficaz manera de seguir a Jesús para defender a los demás y suplicar por ellos ante Dios.

Resumen de expertos de Ezequiel 1-33

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir