¿Por qué Jesús se bautizó?

Versículos: Mateo 3:13-17; Marcos 1:9-11; Lucas 3:21-22; Juan 1:29-34

Objetivo: Entender el significado del bautismo de Jesús y su importancia para los cristianos.

  • El bautismo es una práctica común entre los cristianos de todas las denominaciones y tradiciones. Es un rito de iniciación que marca el ingreso a la comunidad de fe y la identificación con Cristo.
  • Sin embargo, ¿alguna vez te has preguntado por qué Jesús se bautizó? ¿Qué sentido tenía que el Hijo de Dios, que no tenía pecado, se sometiera al bautismo de Juan, que era un bautismo de arrepentimiento?
  • Esta es una pregunta que ha intrigado a muchos creyentes a lo largo de la historia, y que tiene implicaciones profundas para nuestra comprensión de quién es Jesús y qué vino a hacer por nosotros.
Índice
  1. El bautismo de Juan era un bautismo de arrepentimiento.
    1. Jesús no tenía pecados de los que arrepentirse.
  2. Conclusión:
  3. Aplicación:
    1. ¿Qué significa el bautismo de Jesús para nosotros?
    2. ¿Estamos dispuestos a seguir el ejemplo de Jesús y ser bautizados?
    3. Actividades:

El bautismo de Juan era un bautismo de arrepentimiento.

  • Juan el Bautista era un profeta que anunciaba la llegada del reino de Dios y preparaba el camino para el Mesías. Su mensaje era claro: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Mateo 3:2).
  • Juan bautizaba a las personas en el río Jordán, como una señal de que se arrepentían de sus pecados y se disponían a recibir al que venía después de él, que era más poderoso que él y que los bautizaría con el Espíritu Santo y con fuego (Mateo 3:11).
  • El bautismo de Juan era un símbolo de la muerte al pecado y el renacimiento a una nueva vida. Era una forma de expresar el deseo de cambiar de actitud y de orientación, de dejar atrás el pasado y de abrazar el futuro que Dios tenía preparado.

Jesús no tenía pecados de los que arrepentirse.

  • Jesús era el Hijo de Dios, y como tal, era perfecto y sin pecado. Él mismo dijo: “¿Quién de vosotros me redarguye de pecado?” (Juan 8:46). La Biblia también dice que “en él no hay pecado” (1 Juan 3:5) y que “no conoció pecado” (2 Corintios 5:21).
  • Por lo tanto, Jesús no necesitaba arrepentirse de nada, ni pedir perdón por nada, ni limpiarse de ninguna mancha. Él era el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo (Juan 1:29).

Entonces, ¿por qué Jesús se bautizó?

Hay varias posibles respuestas:

Jesús se bautizó para identificarse con los pecadores.

  • Jesús quería mostrar que estaba dispuesto a tomar sobre sí los pecados de la humanidad. Él vino a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10), y para eso tenía que asumir nuestra condición y nuestra culpa.
  • Su bautismo era un símbolo de su muerte en la cruz por nuestros pecados. Así como él se sumergió en el agua, así también se sumergió en el sufrimiento y la muerte. Y así como él salió del agua, así también resucitó al tercer día, venciendo al pecado y a la muerte.
  • Al bautizarse, Jesús se solidarizó con nosotros, y nos invitó a solidarizarnos con él. Él se hizo uno de nosotros, para que nosotros nos hiciéramos uno con él.

Jesús se bautizó para cumplir con toda justicia.

  • Jesús vino a cumplir la ley de Dios, y el bautismo de Juan era un requisito de la ley. Jesús dijo: “Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia” (Mateo 3:15).
  • Su bautismo era un acto de obediencia a Dios. Él quiso someterse a la voluntad de su Padre, y hacer todo lo que le agradaba. Él no vino a abolir la ley, sino a darle plenitud (Mateo 5:17).
  • Al bautizarse, Jesús se humilló a sí mismo, y nos enseñó a humillarnos también. Él se hizo siervo, para que nosotros fuéramos sus amigos.

Jesús se bautizó para recibir el Espíritu Santo.

Mira TambiénLa Parábola De Los Lirios Del Campo. Explicación Y EnseñanzasLa Parábola De Los Lirios Del Campo. Explicación Y Enseñanzas
  • Cuando Jesús salió del agua, el Espíritu Santo descendió sobre él en forma de paloma, y se oyó una voz del cielo que decía: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia” (Mateo 3:16-17).
  • Este fue un momento de poder y unción para Jesús, y marcó el comienzo de su ministerio público. Él fue lleno del Espíritu Santo, y guiado por él en todo lo que hacía. Él realizó milagros, sanó enfermos, expulsó demonios, predicó el evangelio, y manifestó el reino de Dios con autoridad y amor.
  • Al bautizarse, Jesús se consagró a sí mismo, y nos llamó a consagrarnos también. Él recibió el Espíritu Santo, para que nosotros lo recibiéramos también.

Conclusión:

  • El bautismo de Jesús es un evento importante en la historia de la salvación. Es un símbolo de la muerte al pecado y el renacimiento a una nueva vida. Es también un testimonio de la identificación de Jesús con los pecadores y su cumplimiento de la ley de Dios.
  • El bautismo de Jesús nos revela quién es él: el Hijo de Dios, el Cordero de Dios, el Mesías, el Salvador, el Señor. Y nos muestra lo que hizo por nosotros: murió por nuestros pecados, resucitó por nuestra justificación, y nos dio el Espíritu Santo.
  • El bautismo de Jesús nos invita a seguir su ejemplo: a arrepentirnos de nuestros pecados, a obedecer a Dios, a recibir el Espíritu Santo, y a vivir una nueva vida en Cristo.

Aplicación:

¿Qué significa el bautismo de Jesús para nosotros?

  • El bautismo es un símbolo de nuestra muerte al pecado y nuestro renacimiento a una nueva vida en Cristo. Es también un testimonio de nuestra identificación con Jesús y su cumplimiento de la ley de Dios.
  • Cuando nos bautizamos, declaramos públicamente nuestra fe en Jesús, y nuestra pertenencia a su iglesia. Nos unimos a él en su muerte y resurrección, y participamos de su gracia y su gloria. Nos comprometemos a seguirle y a servirle, y a ser sus testigos en el mundo.

¿Estamos dispuestos a seguir el ejemplo de Jesús y ser bautizados?

  • Si aún no te has bautizado, te animo a que lo hagas cuanto antes. Es un paso de obediencia y de bendición que Dios quiere que des. No dejes que nada te detenga ni te distraiga. Busca una iglesia donde te puedan bautizar, y prepárate para ese día con oración y con gozo.
  • Si ya te has bautizado, te animo a que recuerdes tu bautismo con gratitud y con fidelidad. Es un regalo de Dios que debes valorar y cuidar. No olvides lo que Dios hizo por ti, y lo que tú le prometiste a él. Vive de acuerdo a tu bautismo, y renueva tu compromiso con Jesús cada día.

Actividades:

  • Invite a los participantes a compartir sus pensamientos y experiencias sobre el bautismo. Puede hacer algunas preguntas como:
    • ¿Qué recuerdas de tu bautismo? ¿Qué significó para ti?
    • ¿Qué aprendiste del bautismo de Jesús? ¿Qué te sorprendió o te impactó?
    • ¿Qué cambios ha traído el bautismo a tu vida? ¿Qué desafíos te plantea?
  • Invite a los participantes a escribir una oración o meditación sobre el bautismo de Jesús.

 

Te voy a dar un ejemplo de cómo yo lo haría, pero te animo a que lo hagas a tu manera, expresando lo que sientes y piensas. Aquí está mi ejemplo:

Oración sobre el bautismo de Jesús

Señor Jesús, te doy gracias por tu bautismo.

Gracias por identificarte conmigo, pecador.

Gracias por cumplir con toda justicia, obedeciendo al Padre.

Mira TambiénLa Parábola del Sembrador: Explicación, Enseñanzas y SignificadoLa Parábola del Sembrador: Explicación, Enseñanzas y Significado

Gracias por recibir el Espíritu Santo, y compartirlo conmigo.

Te pido perdón por mis pecados, que te llevaron a la cruz.

Te pido que me ayudes a vivir una nueva vida, resucitado contigo.

Te pido que me llenes de tu Espíritu Santo, y me guíes en tu voluntad.

Te ofrezco mi bautismo, como una señal de mi fe y mi amor.

Te ofrezco mi vida, como un servicio a tu reino y a tu gloria.

Mira TambiénLámpara Es A Mis Pies Tu Palabra, Y Lumbrera A Mi Camino SignificadoLámpara Es A Mis Pies Tu Palabra, Y Lumbrera A Mi Camino Significado

Te ofrezco mi alabanza, como un reconocimiento a tu grandeza y a tu bondad.

Amén.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir