Poderosas Oraciones Para Los Muertos

La pérdida de un ser querido puede ser lo más duro que experimentamos en la tierra, pero nuestra esperanza se restablece cuando sabemos que nuestros seres queridos tienen vida eterna en el Cielo. Aquí están las 25 oraciones más poderosas para los muertos.

Oraciones Para Los Muertos

Índice
  1. Oración de la muerte a la vida eterna
  2. Oración por la paz y el perdón
  3. Oración por la paz y la alegría sin fin
  4. Oración para el descanso en el cielo
  5. Oración por una alegre resurrección
  6. Oración por nuestro redentor
  7. Oración a Jesús, primicia de los que duermen
  8. Oración por la victoria sobre la muerte
  9. Oración "La sombra de tus alas"
  10. Oración para atar sus almas
  11. Oración de nuestro Sumo Sacerdote
  12. Oración de nuestro Padre-Recuperador
  13. Oración por el lugar que Dios ha preparado
  14. Oración del resucitado incorruptible
  15. La oración en el camino a la inmortalidad
  16. Oración por el establecimiento de su alma
  17. Oración por una salida pacífica
  18. Oración a Jesús nuestro Intercesor
  19. La oración de la muerte tragada por la victoria
  20. Oración al amante de nuestras almas
  21. Oración al juez de los vivos y de los muertos
  22. Oración "Revístete de lo imperecedero"
  23. Oración para borrar todas las penas
  24. Oración por la justicia imputada
  25. Oración a nuestro pan vivo

Oración de la muerte a la vida eterna

Señor Dios de los mortales y de los inmortales, te pedimos humildemente que concedas tu misericordia a nuestro hermano/hermana, [nombre], para que entre en la compañía de todos tus santos. Señor Jesús, gracias porque el que escucha tu palabra y cree en el Padre que te envió tiene vida eterna, y no será condenado, sino que pasará de la muerte a la vida eterna. Toda la gloria es tuya, para siempre. Amén.

Oración por la paz y el perdón

Dios de gracia infinita, imploramos tu misericordia por aquellas almas que han dejado este mundo con fe, pero que no han tenido tiempo de demostrar con su forma de vida que se han arrepentido de sus pecados y se han vuelto a Ti. Concédeles graciosamente la paz y el perdón. Gracias, Jesús, porque eres la resurrección y la vida, y tenemos la esperanza de la vida eterna para nuestros seres queridos. Amén.

Oración por la paz y la alegría sin fin

Querido Dios, lleno de misericordia, te encomendamos a nuestro querido [nombre]. Acógelo para que comparta la paz y la alegría sin fin en tu presencia y en la de tus santos ángeles. Te agradecemos que quien ha creído en ti tiene vida, aunque su cuerpo mortal haya muerto. En verdad, nuestra esperanza está sólo en Ti. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor, y por el Espíritu Santo, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración para el descanso en el cielo

Señor Dios Todopoderoso, vengo a Ti con lágrimas, conociendo el peligro de cada alma que pasa de esta vida. Me aferro a Tu promesa de que quien vive y cree en Ti nunca morirá. Lo reclamo para [nombre], cuya vida ha honrado Tu nombre con su fe y sus buenas obras. Concédele el descanso en el Paraíso, por la mediación de nuestro bendito Señor y Salvador, Jesucristo. Amén.

Mira También25 Oraciones Alentadoras Para La Curación De Un Amigo25 Oraciones Alentadoras Para La Curación De Un Amigo

Oración por una alegre resurrección

Padre misericordioso, te ruego que te apiades del alma de [nombre] que ha muerto en la fe y el temor a Ti. Que él/ella, junto con todos los que han muerto en la fe, disfrute de esa alegre resurrección, que fue ganada por la muerte expiatoria y la gloriosa resurrección de Tu Hijo, Cristo nuestro Señor. Toda la gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Oración por nuestro redentor

Dios, Rey de todos los reyes, por tus infinitas misericordias haz que nuestro querido [nombre], que murió en la fe en ti, se regocije ante ti. Sabemos que Jesús, nuestro Redentor, vive e intercede por nosotros, y nos mantenemos confiados en la esperanza segura y cierta de la resurrección a la vida eterna. Te pedimos que le concedas tu misericordia y la paz eterna. Por Jesucristo nuestro Señor, amén.

Oración a Jesús, primicia de los que duermen

Señor, recibe el alma de [nombre], que fue vivida en Ti y vivió una vida de misericordia hacia los demás y de devoción a Ti antes de ser liberada de este cuerpo mortal. Gracias, querido Salvador, por haber resucitado de entre los muertos como primicia de los que duermen. Que [nombre] descanse en paz hasta que vuelvas a levantar a los tuyos. A la gloria de tu santo nombre, amén.

Oración por la victoria sobre la muerte

Padre celestial, encomendamos a [nombre] a tu constante misericordia y te recordamos sus buenas obras realizadas en tu nombre, que han bendecido a muchos. Te damos gracias, oh Dios, porque nos das la victoria sobre la muerte por medio de nuestro Señor Jesucristo. Concede a nuestro querido [nombre] el descanso en tu Reino, para gloria de Jesucristo, nuestro Abogado y Mediador. Amén.

Oración "La sombra de tus alas"

Dios buenísimo, intercedemos humildemente por nuestro querido [nombre], que murió con verdadera fe en Ti, después de vivir una vida de humildad y servicio a Ti. Sabemos que ni siquiera sus buenas obras lo salvarían del daño si Tu misericordia se hiciera a un lado. Dale a [nombre] descanso de sus labores y cobija su alma a la sombra de Tus alas. Te agradecemos que el último enemigo en ser destruido es la muerte. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén.

Oración para atar sus almas

Padre de nuestro Señor Jesucristo, la resurrección y la vida, te pedimos que atesores el alma de [nombre] entre los vivos, para que descanse en paz. Perdona los pecados de este querido que ha dejado esta tienda terrenal para estar en casa contigo, porque siempre se ha asegurado de perdonar a los demás desde el fondo de su corazón, y de no guardarles rencor. En el santo nombre de Jesús, nuestro justo Redentor. Amén.

Mira También16 Poderosas Oraciones Para Un Hijo16 Poderosas Oraciones Para Un Hijo

Oración de nuestro Sumo Sacerdote

Oh Dios, creador y preservador de todo, venimos a ti con reverencia, pidiéndote que le des descanso a [nombre] en el seno de Abraham, porque son benditos los que mueren en el Señor. Te rogamos que acelere la limpieza de todo pecado no confesado antes de su muerte, para que pueda ser revestido de la santificación requerida para entrar en tu santísima y justa Presencia. En el nombre de Jesús, nuestro Sumo Sacerdote, Amén.

Oración de nuestro Padre-Recuperador

Padre de todas las misericordias, te pedimos que hagas brillar la luz de tu rostro sobre [nombre] y lo limpies con tu fuego purificador. Líbrale de las tinieblas a la luz gloriosa de tu presencia. Sabemos que todos debemos presentarnos ante Cristo para ser juzgados, pero te agradecemos, Padre misericordioso, que el juicio se basa en tu misericordia. En el nombre de Jesús, nuestro padre redentor, te lo pedimos, amén.

Oración por el lugar que Dios ha preparado

Dios todopoderoso, te pedimos por [nombre], a quien queremos mucho, que le concedas un descanso tranquilo en el cielo. Refínalo como se refina la plata de todas sus impurezas por Tu bondad y misericordia y encuéntralo digno de entrar en el lugar que has preparado. Te agradecemos que cuando dejemos este cuerpo terrenal tengamos un cuerpo eterno que Tú has hecho para nosotros. Amén.

Oración del resucitado incorruptible

Dios de inconmensurables misericordias, permite que nuestro querido [nombre], que ha partido de esta vida, descanse en Ti hasta que suene la última trompeta, cuando los muertos resuciten incorruptibles, y nosotros seamos transformados. Te bendecimos, Señor, porque no has abandonado tu bondad con los vivos y los muertos. Gracias por Tu sangre expiatoria que aplaca la ira de Dios sobre todo pecado confesado. Amén.

La oración en el camino a la inmortalidad

Dios eterno, imploramos el perdón de todos los pecados no confesados antes de la muerte de nuestro ser querido, [nombre]. Recuerda, Gran Juez, la fe que [nombre] profesó y se aferró a ella; la fe en tu Hijo, Cristo Jesús, que rompió el poder de la muerte e iluminó el camino de la inmortalidad. Habiendo purificado a nuestro amado de Tu llama viva de amor, que pronto se una a la compañía de los santos en la eternidad. Toda la gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén.

Oración por el establecimiento de su alma

Dios de amor y gracia, elevamos a nuestro querido difunto [nombre], pidiéndote que coloques su alma en el lugar que le has preparado en tu casa. Te agradecemos que tu Hijo Jesús, por tu gracia, probó la muerte por todos nosotros. Puesto que Jesús, nuestro Señor, pasó por el sufrimiento y la prueba, es capaz de ayudarnos cuando somos probados, especialmente cuando dejamos esta vida. Gracias, Jesús, por liberarnos del miedo a la muerte. Amén.

Mira También25 Oraciones Edificantes Para La Depresión25 Oraciones Edificantes Para La Depresión

Oración por una salida pacífica

Dios justo y recto, encomendamos a tu misericordia a tu siervo [nombre], que ha partido de esta vida, que ha vivido firmemente en la fe y con muchos años de piedad y bondad para con todos. Que Tu siervo parta en paz, según Tu Palabra, que dice que Tú darás la vida eterna a los que buscan la inmortalidad mediante la perseverancia en el bien. En el nombre de Jesús, que hizo propiciación por los pecados del pueblo, oramos. Amén.

Oración a Jesús nuestro Intercesor

Señor Jesús, nuestro misericordioso y fiel Sumo Sacerdote, te damos gracias porque colgaste en la cruz por nosotros, pagando el precio de nuestros pecados, y ahora estás sentado a la derecha del Padre, intercediendo por nosotros. Y ahora elevamos a nuestro querido difunto [nombre], que ha depositado su fe en el sacramento de nuestra redención. Te pedimos que lo acojas en tu reino celestial de luz y alegría. Toda la gloria para ti, a través de todos los tiempos, Amén.

La oración de la muerte tragada por la victoria

Querido Señor, lloramos la pérdida de nuestro ser querido, pero sabemos que mientras vivimos en estos cuerpos, no estamos en casa con el Señor. Recibe a [nombre] y concédele el descanso eterno, pues concedes misericordia a los misericordiosos. Que él/ella sea encontrado/a aceptable a tus ojos. Te agradecemos, Jesús, porque por tu gran sacrificio, la muerte ha sido absorbida por la victoria. Amén.

Oración al amante de nuestras almas

Jesús, el Amante de nuestras almas, nos refugiamos en Ti en nombre de [nombre], que ha partido de esta vida. Sabemos que recibiremos lo que Tú juzgas que merecemos por el bien y el mal que hemos hecho en nuestros cuerpos terrenales. Recuerda la fe y la pureza de [nombre], y que pase rápidamente a través del fuego refinador y a Tu presencia amorosa, donde Tú enjugas todas las lágrimas. Amén.

Oración al juez de los vivos y de los muertos

Oh Cristo Jesús, Tú juzgas a los vivos y a los muertos. Rezamos por [nombre], que ha dejado esta vida mortal para revestirse de inmortalidad. Jesús, te agradecemos que hayas derrotado a nuestro gran enemigo Satanás, para que cuando se levante a acusar a nuestro ser querido, te levantes a recordarle que con tu muerte has destruido su poder sobre la muerte. Te agradecemos que por la fe de [nombre] en ti, pueda descansar en paz hasta el gran día del regreso del Señor. Amén.

Oración "Revístete de lo imperecedero"

Querido Señor Jesús, Tú eres el Primero de una gran cosecha de todos los que han muerto. Así como tú has resucitado y ascendido al cielo, nosotros tenemos esta misma esperanza por la fe en ti. Te agradecemos que nuestro querido difunto [nombre] haya dejado este cuerpo perecedero para revestirse del imperecedero. Que la paz esté con él/ella y que descanse en Tu protección y amor por la confianza que puso en Tu redención y una vida vivida extendiendo Tu amor a los demás. Amén.

Mira También23 Oraciones Fuertes Para El Amor23 Oraciones Fuertes Para El Amor

Oración para borrar todas las penas

Oh Dios, ten piedad de [nombre], que ha dejado esta vida. Te alabamos por lo que has prometido, y porque [nombre] ha confiado en ti, no tiene nada que temer. Has salvado su alma de las profundidades del infierno. Te agradezco que hayas tomado sus penas y lágrimas y las hayas enjugado para siempre. Que camine en tu presencia, oh Dios, en tu luz vivificante. Amén.

Oración por la justicia imputada

Jesús, nuestro gran Redentor, te rogamos que intercedas por nuestro hermano fallecido, [nombre], y hagas que la luz perpetua brille sobre él, a causa de la justicia que le fue imputada por tu gran expiación. Te agradezco que hayas librado a [nombre] de la sentencia de muerte eterna, porque ha puesto su confianza en Ti, oh Dios, que resucitas a los muertos. Sólo en ti ponemos nuestra esperanza de que librarás y resucitarás a nuestro hermano de la muerte a la vida mientras rezamos por él. Amén.

Oración a nuestro pan vivo

Jesús, nuestro pan vivo del cielo, trae a nuestra hermana, [nombre], de la muerte a la vida eterna. Dijiste que quien coma de tu carne vivirá para siempre. Nuestra hermana ha puesto su fe en Ti y ha caminado en el Espíritu. Sabemos que no hay condenación para los que están en Cristo Jesús. Te agradecemos que tu Espíritu vivificador haya liberado a nuestra hermana del poder del pecado que conduce a la muerte eterna. Que ahora sea bendecida con la gloriosa libertad de la muerte y la decadencia. En tu precioso nombre, amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir