Cómo Bendecir Tu Hogar - Lo Que Nos Dicen 10 Escrituras

La Biblia está llena de guías y mandatos sobre cómo podemos bendecir nuestros hogares y familias. He aquí 10 ejemplos de lecciones clave de las Escrituras. Puedes leerlos detenidamente y revisar cada versículo en la biblia para que estés seguro de lo que estás leyendo (recuerda que debemos escudriñar).

Cómo bendecir tu hogar

Índice
  1. #1. Poner a Dios por encima de todo en tu casa
  2. #2. Construir una casa de forma inteligente supone un mayor beneficio para nuestra vida
  3. #3. Escucha a Jesús, luego sigue con tus acciones
  4. #4. Elige siempre al Señor
  5. #5. Reúnete con alegría y gratitud
  6. #6. El amor debe permanecer en el centro de todas las cosas
  7. #7. Reconocer que Dios es más importante que cualquier otra cosa
  8. 8. Dios dará paz a nuestros hogares
  9. #9. Proclama las bendiciones del amor de Dios sobre tu casa
  10. #10. Recuerda que tu casa es una bendición de Dios
  11. Conclusión

#1. Poner a Dios por encima de todo en tu casa

Salmos 127:1 dice: "Si el Señor no construye la casa, los que la construyen trabajan en vano. Si Yahveh no vigila la ciudad, el vigilante vigila en vano".

Cristo debe ser el centro de nuestros hogares y familias; todo lo demás es una prioridad equivocada. Él debe ser la motivación que guíe nuestros pensamientos, palabras y acciones. Sólo entonces podremos decir realmente que nuestros hogares están centrados en Él.

#2. Construir una casa de forma inteligente supone un mayor beneficio para nuestra vida

Proverbios 24:3-4 dice: "Con la sabiduría se construye una casa, y con la inteligencia se establece; con el conocimiento se llenan las habitaciones de todas las riquezas preciosas y agradables".

Cuando centramos nuestras conversaciones y decisiones en torno a las Escrituras, buscamos la sabiduría de Dios en lugar de confiar simplemente en nuestras propias fuerzas. Esto asegura que Su fundamento será sólido y que todas las demás áreas de nuestra vida serán bendecidas. Las riquezas de Dios son siempre más valiosas que la riqueza o las posesiones, y conducirán a la satisfacción eterna.

Mira También11 Lecciones Aprendidas De Zaqueo En La Biblia11 Lecciones Aprendidas De Zaqueo En La Biblia

#3. Escucha a Jesús, luego sigue con tus acciones

Mateo 7:24 dice: "Quien, pues, escuche estas palabras mías y las ponga en práctica, será como un hombre prudente que construyó su casa sobre la roca".

La parábola del sabio y el necio es conocida por muchos, pero la lección sigue siendo poderosa hoy en día. Cuando no nos limitamos a escuchar lo que dice Jesús, sino que realmente hacemos algo con ese conocimiento y lo convertimos en obediencia, entonces nuestros hogares estarán seguros cuando lleguen los problemas. Si no, otros cimientos cederán bajo la prueba, y nuestras casas serán barridas bajo nuestros pies.

#4. Elige siempre al Señor

Josué 24:15 dice: "Y si te parece mal servir al Señor, elige hoy a quién servirás, si a los dioses a los que sirvieron tus padres en la región del otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitas. Pero yo y mi casa serviremos al Señor".

Josué planteó este reto a su pueblo: elegir a quién servirían. También dejó claro cuál sería su elección: servir a Dios. Cuando nos enfrentemos a esta decisión, que también tengamos el valor, la determinación y la dedicación de decir con Josué: "Serviremos al Señor".

#5. Reúnete con alegría y gratitud

Hechos 2:46 dice: "Y cada día, asistiendo juntos al templo y partiendo el pan en sus casas, recibían la comida con un corazón alegre y generoso".

La iglesia primitiva no se centraba en edificios lujosos, sino en las casas de la gente. Vivían juntos, compartían sus alimentos y posesiones, y se edificaban mutuamente en la oración y la Palabra. Una forma de bendecir tu hogar es llevar esta bendición a otros hogares de tu círculo de familiares y amigos.

Mira TambiénExplicación Bíblica De Los 9 Dones Del Espíritu SantoExplicación Bíblica De Los 9 Dones Del Espíritu Santo

#6. El amor debe permanecer en el centro de todas las cosas

Colosenses 3:14 dice: "Y por encima de todas estas cosas, revestíos de amor, que une todo en perfecta armonía".

Cuando el amor guíe nuestras acciones y nos abstengamos de hablar por odio o egoísmo, se crearán lazos duraderos de unidad que pongan a Dios en el centro. Esta es una forma esencial de fortalecer el lugar de Dios en nuestros corazones y hogares.

#7. Reconocer que Dios es más importante que cualquier otra cosa

Hebreos 3:3-4 dice: "Porque Jesús fue considerado digno de más gloria que Moisés, tanta gloria como el constructor de una casa tiene más honor que la propia casa (Porque toda casa es construida por alguien, pero el constructor de todas las cosas es Dios)".

El autor de Hebreos comparó el antiguo y el nuevo pacto con Israel. La antigua alianza, o la "casa" que construyó Moisés, era imperfecta y sólo apuntaba a la consumación perfecta de la nueva alianza. La sangre de Jesús proporcionó la redención y la santificación que la antigua ley no podía, y por tanto era más importante que la ley original.

Ambos pactos proceden de Dios, pero sólo la muerte sacrificial, la sepultura y la resurrección de Jesús tienen valor eterno para todas las personas. Así, la alianza de Dios es infinitamente más valiosa que las instituciones del hombre.

8. Dios dará paz a nuestros hogares

Isaías 32:18 dice: "Mi pueblo habitará en una morada pacífica, en moradas seguras, en lugares de descanso tranquilos".

Mira TambiénSanta Ana - 9 Datos Sobre La Patrona De Las MadresSanta Ana - 9 Datos Sobre La Patrona De Las Madres

Un elemento central de las profecías que contemplan la llegada del reino de Dios es una paz que impregna cada ciudad y cada hogar. Los pueblos ya no estarían en guerra y nunca más tendrían que temer la invasión o la opresión. Su mundo sería pacífico, y podrían estar seguros de que la protección y la provisión de Dios eran suficientes para ellos.

Cuando depositamos nuestra confianza en Dios y buscamos su voluntad para nuestras vidas y hogares, invitamos a esa misma paz a venir a nosotros, y nunca nos fallará.

#9. Proclama las bendiciones del amor de Dios sobre tu casa

Números 6:24-26 dice: "Que el Señor te bendiga y te guarde; que el Señor haga brillar su rostro sobre ti y tenga piedad de ti; que el Señor levante su rostro sobre ti y te dé paz".

Esta familiar bendición se ha recitado en los servicios religiosos durante siglos. Se pueden hacer bendiciones y proclamaciones similares en nuestros hogares en momentos de acción de gracias, o de alegría, o de lucha, o de dolor, o de confrontación, o de curación.

Siempre es importante decir la verdad de las Escrituras en nuestras vidas, y también es importante para el éxito y el florecimiento de nuestros hogares. Cuando llevamos nuestras preocupaciones o alabanzas a Dios y hablamos de su verdad sobre ellas, le pedimos que las santifique si proceden de Él y que las elimine si no lo son.

#10. Recuerda que tu casa es una bendición de Dios

Eclesiastés 2:24 dice: "No hay nada mejor para una persona que comer y beber y encontrar placer en su trabajo. He visto que esto también viene de la mano de Dios."

Mira También10 Formas Poderosas De Buscar A Dios Y Su Presencia10 Formas Poderosas De Buscar A Dios Y Su Presencia

Dios nos bendice con nuestras casas, nuestros trabajos, nuestra riqueza y todo lo que tenemos. Sólo somos administradores de estas bendiciones, ya que no pudimos hacer nada para ganarlas por nuestro propio mérito. Sin embargo, aunque debamos permanecer prontos y deseosos de devolverlos a Dios, éste nos ha dado estos dones para que los disfrutemos. Recíbelos con gratitud y disfrútalos con la bendición de Dios.

Conclusión

Estas son solo algunas de las muchas enseñanzas bíblicas que nos ayudan a vivir una vida plena y feliz. Si seguimos estos principios, podremos experimentar la bendición de Dios en nuestros hogares y familias. Que el Señor nos dé sabiduría y gracia para poner en práctica su Palabra cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir