20 Ideas De Alcance Comunitario De Grupos De Jóvenes Para Tu Programa Ministerial

Más que actividades, los jóvenes de hoy buscan un propósito. Cuando los líderes de la juventud o los pastores trabajan en el programa de la juventud, pueden animar a los jóvenes a servir a la iglesia y a llegar a su comunidad de muchas maneras significativas. Aquí tienes 20 ideas estupendas que tu iglesia puede utilizar como parte de la proyección comunitaria de su grupo de jóvenes:

20 Ideas De Alcance Comunitario De Grupos De Jóvenes Para Tu Programa Ministerial

Índice
  1. 1. Hazte voluntario en un centro de mayores
  2. 2. Hazte voluntario en un refugio para personas sin hogar
  3. 3. Alimentar a los sin techo en las calles
  4. 4. Tienda para mayores y discapacitados
  5. 5. Organizar una jornada de asistencia técnica
  6. 6. Visita a los pacientes en un hospital o en un hospicio
  7. 7. Tutores para jóvenes estudiantes
  8. 8. Organiza un "Día de Diversión de la Iglesia" para los niños
  9. 9. Organiza una recogida de ropa usada
  10. 10. Hazte voluntario en una organización benéfica local
  11. 11. Hazte voluntario en las escuelas locales
  12. 12. Monta un puesto de oración
  13. 13. Agradece a los primeros intervinientes
  14. 14. Crea un club de lectura
  15. 15. Organiza una noche de cine
  16. 16. Representar una obra de teatro
  17. 17. Organiza un lavado de coches
  18. 18. Organiza una jornada de servicio
  19. 19. Ayuda en el día de la mudanza
  20. 20. Saluda a los nuevos vecinos
  21. Conclusión

1. Hazte voluntario en un centro de mayores

Ponte en contacto con los centros de la tercera edad y las residencias de ancianos de tu localidad y averigua cómo puede servirles la pastoral juvenil. Organiza visitas periódicas para que los jóvenes pasen tiempo con los ancianos, hablando con ellos, escuchando sus historias, jugando a juegos de mesa y rezando con ellos. Será una experiencia valiosa para todos.

2. Hazte voluntario en un refugio para personas sin hogar

Tu refugio local para personas sin hogar puede sin duda utilizar la ayuda del grupo de jóvenes. Ponte en contacto con ellos y comprueba cómo los voluntarios del grupo de jóvenes pueden servir a los sin techo allí. Asegúrate de dar instrucciones claras a los voluntarios con antelación para que sepan cómo llevar a cabo sus tareas. Pídeles también que sean respetuosos con los sin techo, que les escuchen y que recen con ellos.

3. Alimentar a los sin techo en las calles

Algunas personas sin hogar no viven en albergues. Viven en la calle. Tu grupo de jóvenes aún puede tenderles la mano, especialmente con comida. Por ejemplo, invítales a una fiesta de pizza en la iglesia o llévales comida a donde estén. Los adolescentes y jóvenes pueden cocinar, servir, limpiar e interactuar con ellos.

Investiga un poco en Internet o pide consejo a un refugio local para personas sin hogar sobre lo que les gusta y necesitan las personas sin hogar de tu zona. Por ejemplo, podrían necesitar barritas nutricionales ricas en fibra, ya que el acceso limitado al agua potable podría causarles problemas digestivos.

Mira TambiénLos Ángeles En La Biblia - Explicación De 25 Versículos Bíblicos Sobre Los ÁngelesLos Ángeles En La Biblia - Explicación De 25 Versículos Bíblicos Sobre Los Ángeles

4. Tienda para mayores y discapacitados

La pastoral juvenil puede ofrecerse como voluntaria para ayudar a los ancianos y discapacitados de la iglesia y la comunidad con sus compras. Los adultos jóvenes pueden comprar alimentos para ellos, llevar paquetes a la oficina de correos, llevarlos a una cita con el médico, llevarlos a otros miembros de la familia, entre otros. Este tipo de actividad puede ayudar a crear un vínculo intergeneracional con ellos.

5. Organizar una jornada de asistencia técnica

Una vez al mes, la pastoral juvenil puede ayudar a los ancianos y a otros miembros de la iglesia analfabetos en materia de tecnología a resolver los problemas que encuentran en sus dispositivos tecnológicos.

Por otro lado, puedes incluir a personas de la comunidad local y de los centros de mayores. Los jóvenes de la iglesia pueden ayudar a configurar sus teléfonos inteligentes u ordenadores, solucionar problemas, enseñarles a utilizar aplicaciones, etc.

6. Visita a los pacientes en un hospital o en un hospicio

Hay muchas formas de influir en la vida de los pacientes. El grupo de jóvenes puede visitar a miembros de la iglesia que están en el hospital o a pacientes de larga duración que no reciben visitas de sus propias familias. Pueden disfrazarse y visitar a los niños enfermos. También pueden visitar a personas en cuidados paliativos. Ponte en contacto con tu hospital u hospicio local y averigua cómo pueden ayudar los jóvenes de tu iglesia.

7. Tutores para jóvenes estudiantes

Los jóvenes adultos pueden ofrecerse como voluntarios para dar clases particulares a jóvenes estudiantes con dificultades en la escuela, especialmente a los de familias con bajos ingresos. Los tutores pueden enseñarles lecciones, ayudarles con los deberes o proyectos de clase, entrenarles en los deportes, etc.

La tutoría de estos niños puede ser una excelente oportunidad para que los miembros del grupo de jóvenes sean también una caja de resonancia de las decisiones vitales de los jóvenes estudiantes. Ten cuidado al vincular al alumno con el tutor, y comprueba periódicamente los progresos del alumno.

Mira TambiénLos 66 Libros De La Biblia En Orden Cronológico (Cuándo Y Quién Los Escribió)Los 66 Libros De La Biblia En Orden Cronológico (Cuándo Y Quién Los Escribió)

8. Organiza un "Día de Diversión de la Iglesia" para los niños

Una vez al mes, invita a los padres de la iglesia y de la comunidad a un día gratuito de cuidado de niños en la iglesia. Organiza actividades para los niños para entretenerlos y servirlos. Durante este tiempo, los padres pueden hacer recados o lo que necesiten, incluso descansar. Esto puede ser especialmente útil para los padres solteros.

9. Organiza una recogida de ropa usada

Antes de que llegue el invierno, sobre todo si el tiempo es más duro, planifica una campaña de recogida de ropa usada para conseguir donaciones para las personas sin hogar y las familias con bajos ingresos. El ministerio de la juventud puede organizar la recogida de ropa, conseguir donaciones y entregarlas a las personas necesitadas.

Asegúrate de pedir a los miembros de la iglesia que donen ropa y zapatos de diferentes tallas (para niños, adolescentes y adultos) y mantas. Consulta también a los consejeros escolares de los barrios de bajos ingresos.

Puede ser muy eficaz obtener información de los consejeros escolares sobre las tallas específicas de los abrigos de invierno, entre otras cosas que se necesitan para los niños que han identificado como necesitados. Es posible que los padres no se ocupen lo suficiente de los niños, y trabajar con la escuela es una forma de ayudar a estos niños directamente.

10. Hazte voluntario en una organización benéfica local

Comprueba si hay alguna organización local sin ánimo de lucro para la que el grupo de jóvenes pueda ser voluntario. Elige una organización que se alinee con los valores de la iglesia y que ofrezca proyectos de servicio compatibles con tu público objetivo.

Antes de comprometerte, comprueba su documentación y habla con las personas a las que sirven para asegurarte de que son legítimas. Confirma que la organización benéfica gasta al menos el 75% de sus fondos en programas y servicios, en contraposición a los gastos generales (donde se pagan los salarios).

Mira También25 Señales De Que Es El Hombre Que Dios Tiene Para Ti25 Señales De Que Es El Hombre Que Dios Tiene Para Ti

Hay sitios web gratuitos de calificación de organizaciones benéficas que proporcionan esta información, como Charity Navigator y Charity Watch. Además, asegúrate de que la experiencia será valiosa para los jóvenes voluntarios.

11. Hazte voluntario en las escuelas locales

Contacta con el director de los colegios o institutos locales en zonas desfavorecidas y comprueba si necesitan trabajo voluntario. Probablemente lo hagan. Prepárate para comprometerte con ellos a largo plazo. Así es como puedes conseguir un mayor impacto. Hay muchas formas de llegar a los estudiantes. Además, no olvides establecer relaciones y servir al personal y a los profesores.

12. Monta un puesto de oración

Organiza e instala un puesto de oración en un lugar estratégico e invita a los transeúntes a compartir sus peticiones de oración. Los miembros del grupo de jóvenes escucharán sus problemas y orarán por ellos.

Asegúrate de que un anciano de la iglesia o un pastor de jóvenes les acompañe en caso de que alguien plantee una situación que requiera un asesoramiento más experimentado. La iglesia puede utilizar las estaciones de oración en combinación con otros eventos especiales, como durante un servicio de culto en el parque.

13. Agradece a los primeros intervinientes

Hay muchas formas de agradecer a los policías, bomberos y paramédicos su dedicación a la comunidad. El grupo de jóvenes puede adoptar una estación de policía o de bomberos local. Pueden traer comida (comidas caseras o productos horneados), dar notas o tarjetas de agradecimiento, cestas de regalo, etc.

14. Crea un club de lectura

Organiza un club de lectura para tu grupo de jóvenes e invita a sus amigos no cristianos. Elige un libro para leer juntos durante un mes, y luego programa una reunión para discutirlo. Puedes dejarles elegir qué libro leer entre tres o cuatro opciones.

Mira También50 Maneras Poderosas De Acercarnos A Dios50 Maneras Poderosas De Acercarnos A Dios

También puedes organizar clubes de lectura para pequeños grupos de la iglesia. El líder del club de lectura o uno de los voluntarios debe estar preparado para iniciar la discusión y hacer preguntas para mantener la conversación interesante.

15. Organiza una noche de cine

Puedes utilizar las sesiones de la noche de cine para debatir temas relevantes con los jóvenes. No tiene por qué ser una película cristiana. Elige una película limpia y adecuada a la edad que plantee temas de debate y ofrezca lecciones de vida. Prepara las preguntas de antemano para obtener comentarios. Anima a los miembros de la iglesia a traer también a sus amigos no cristianos.

16. Representar una obra de teatro

Anima a tu ministerio juvenil a crear un grupo de teatro y a utilizar sus talentos en obras de teatro y sketches del Evangelio. Pueden interpretar a los personajes, construir los decorados, trabajar entre bastidores, promocionar el evento, entre otras cosas. Invita a familiares, amigos y a la comunidad local a asistir a la obra. Sirve refrescos después de la obra para que la comunidad de la iglesia pueda interactuar con los invitados.

17. Organiza un lavado de coches

Un lavado de coches en el aparcamiento de la iglesia es una forma sencilla de hacer que el ministerio juvenil sirva a la iglesia y a la comunidad local. Dependiendo de la finalidad, puede ser gratuito o de pago.

Un lavado de coches gratuito es una gran manera de bendecir a los miembros de la iglesia o a las familias locales. También puede utilizarse como evento para recaudar fondos para una causa local. Otros miembros de la iglesia pueden ayudar recogiendo dinero o donando suministros.

18. Organiza una jornada de servicio

Ofrece un día de trabajo gratuito para servir a los necesitados de tu comunidad. Puede ser una pareja de ancianos o una viuda, una persona discapacitada, una familia necesitada, entre otros. El grupo de jóvenes puede recomendar a personas que han conocido en otras actividades de divulgación y cómo pueden ayudarles los jóvenes voluntarios. Pueden prestar servicios sencillos como hacer las tareas domésticas, jardinería, pequeñas reparaciones, hacer la compra, cortar el césped, etc.

Mira También20 Juegos, Actividades E Ideas Divertidas Para Grupos De Jóvenes (En Interiores Y Exteriores)20 Juegos, Actividades E Ideas Divertidas Para Grupos De Jóvenes (En Interiores Y Exteriores)

19. Ayuda en el día de la mudanza

Otra gran oportunidad para servir a la comunidad, especialmente para dar testimonio a los no cristianos, es ayudar a las familias el día de su mudanza. El grupo de jóvenes puede ayudar a la familia a empaquetar, llevar cajas y muebles al camión. O pueden ayudar a traer las cajas, desembalar y organizar las pertenencias de la familia dentro de la casa.

20. Saluda a los nuevos vecinos

Además de ayudar a una familia el día de la mudanza, el grupo de jóvenes puede ayudar a los nuevos vecinos a familiarizarse con su nuevo lugar y la nueva ciudad. Pueden mostrar a la nueva familia los alrededores, presentarles a otras familias de la iglesia y darles consejos sobre el barrio. También pueden preparar kits de bienvenida con una tarjeta de bienvenida, una lista de direcciones y contactos útiles, un mapa con sugerencias escritas a mano de tiendas y servicios locales, etc.

Conclusión

Servir a los demás es muy satisfactorio para cualquier cristiano. Los eventos y actividades que se enumeran en este artículo darán al ministerio juvenil oportunidades para bendecir a la familia de su iglesia y llegar a la gente de su comunidad. Podrán establecer relaciones, compartir el mensaje del Evangelio mediante acciones y palabras, y tener un impacto positivo en la vida de muchas personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir