Misión Movida Por La Misericordia De Cristo

“Sed, pues, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso”, dice Lucas 6:36. La misericordia de Cristo es un tema central en la biblia y, por ende, debería ser la fuerza impulsora detrás de la misión de la Iglesia.

En este artículo, exploraremos cómo la misericordia de Cristo no solo transforma vidas individualmente, sino que también despierta una misión colectiva en la que los cristianos son llamados a reflejar el amor y la compasión de su Salvador.

La misión movida por la misericordia de Cristo

A través de pasajes bíblicos significativos, descubriremos cómo la misericordia de Cristo se convierte en el motor que impulsa la misión de la Iglesia en el mundo.

Índice
  1. La fuente de la misericordia
  2. La misericordia en acción
  3. Misericordia hacia los marginados
  4. Perdonar como hemos sido perdonados
  5. La misión de hacer discípulos
  6. La misericordia que no conoce fronteras
  7. Preguntas frecuentes sobre la misericordia de Cristo
  8. Conclusión

La fuente de la misericordia

El primer paso para entender una misión movida por la misericordia de Cristo es sumergirse en la fuente misma de esa misericordia. La cruz representa el pináculo del amor redentor de Cristo.

En el sacrificio de sí mismo, Jesús no solo pagó el precio por nuestros pecados, sino que también mostró la misericordia divina en su máxima expresión. Mateo 9:13 nos recuerda las palabras del propio Jesús:

Mira TambiénUn Hombre Conforme Al Corazón De Dios. 7 Ejemplos En La BibliaUn Hombre Conforme Al Corazón De Dios. 7 Ejemplos En La Biblia

“Id, pues, y aprended lo que significa: ‘Misericordia quiero, y no sacrificio.’ Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento”.

Aquí, Jesús revela que su misión no es solo para aquellos que aparentan ser justos, sino para aquellos que reconocen su necesidad de misericordia.

La misericordia en acción

La misericordia de Cristo no fue simplemente una declaración de buenas intenciones; fue una acción tangible. Jesús sanó a los enfermos, dio vista a los ciegos y acogió a los marginados. Su ministerio terrenal no solo proclamó la misericordia de Dios, sino que también la demostró de manera práctica y compasiva.

Lucas 10:30-37, la parábola del buen samaritano, ilustra claramente la conexión entre la misericordia y la misión. El samaritano no solo sintió lástima por el herido en el camino, sino que actuó, invirtiendo tiempo, recursos y esfuerzo personal para cuidar de él. Esta parábola nos desafía a no solo hablar de misericordia, sino a vivirla activamente en nuestra misión diaria.

Misericordia hacia los marginados

La misericordia de Cristo en la tierra, tenía una inclinación especial hacia aquellos que la sociedad marginaba. Jesús se acercó a los pecadores, los leprosos, las viudas y los niños. Su misión no discriminaba; abrazaba a todos los que necesitaban la gracia y la compasión divina. Mateo 25:35-36 destaca esta verdad:

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí”.

Mira También4 Consejos Bíblicos Para Convivir Con Alguien Difícil4 Consejos Bíblicos Para Convivir Con Alguien Difícil

La misericordia de Cristo se extiende a través de nuestras acciones hacia los menos privilegiados, invitándonos a encontrar a Cristo en los marginados de nuestra sociedad.

Perdonar como hemos sido perdonados

La misericordia de Cristo no solo se experimenta en el perdón divino, sino que también se convierte en un mandato para perdonar a los demás. Efesios 4:32 nos insta:

“Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”.

Aquí, la misericordia se convierte en un ciclo divino: recibimos misericordia y, a su vez, extendemos misericordia.

La misión de hacer discípulos

Parte integral de la misión de la Iglesia es hacer discípulos y enseñarles a observar todas las cosas que Jesús nos ha mandado. Esto incluye el mandato de amar y mostrar misericordia. Mateo 28:19-20 establece claramente este llamado:

“Id, pues, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado”.

Mira También7 Cosas Que Debes Saber Sobre La Autoridad De Dios7 Cosas Que Debes Saber Sobre La Autoridad De Dios

La misericordia que no conoce fronteras

La misión movida por la misericordia de Cristo no tiene límites geográficos. Su compasión no se limita a una nación, cultura o raza específica. Gálatas 3:28 destaca la universalidad de la misericordia de Cristo:

“Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”.

La misericordia trasciende las divisiones humanas y une a todos en la redención y el amor divino.

Preguntas frecuentes sobre la misericordia de Cristo

A continuación, tenemos una sección de preguntas y respuestas relacionadas con el tema:

  1. ¿Cómo puedo reflejar la misericordia de Cristo en mi vida diaria? *Practicando el perdón, siendo compasivo y buscando oportunidades para ayudar a los necesitados.
  2. ¿Qué significa ser misericordioso como nuestro Padre celestial? *Reflejar la gracia y el perdón de Dios hacia los demás, incluso cuando no lo merecen.
  3. ¿Cómo equilibro la misericordia con la justicia en mi vida? *Reconociendo la importancia de ambos y buscando la guía del Espíritu Santo en cada situación.
  4. ¿Cuál es el papel de la oración en vivir una misión movida por la misericordia? *La oración nos conecta con el corazón de Dios y nos capacita para vivir de acuerdo con su voluntad, incluyendo mostrar misericordia.
  5. ¿Es posible mostrar misericordia a aquellos que han hecho daño? *Sí, la misericordia no niega la responsabilidad, pero busca la restauración y el perdón.
  6. ¿Cómo puedo inspirar a otros a unirse a una misión de misericordia? *Compartiendo testimonios de cómo la misericordia de Cristo ha transformado tu vida y alentando a otros a experimentarla también.
  7. ¿Cuál es la relación entre la misericordia y la evangelización? *La misericordia auténtica a menudo prepara el terreno para la proclamación del evangelio, mostrando el amor práctico de Cristo antes de compartir verbalmente su mensaje.
  8. ¿La misericordia significa ignorar el pecado? *No, la misericordia aborda el pecado con amor y busca la restauración, no la indiferencia.
  9. ¿Cuál es el papel de la comunidad en una misión movida por la misericordia? *La comunidad proporciona apoyo, aliento y oportunidades para colaborar en obras de misericordia.
  10. ¿Cómo puedo mantener un corazón misericordioso en un mundo a menudo insensible? *Cultivando una relación cercana con Dios, recordando su misericordia hacia ti y buscando constantemente su dirección.

Conclusión

La misericordia de Cristo no es solo un aspecto de la fe cristiana; es el corazón mismo de nuestra redención. A medida que entendemos y experimentamos su misericordia, surge en nosotros un impulso natural de llevar esa misericordia al mundo que nos rodea. No se trata simplemente una tarea, sino una respuesta a la gracia abundante que hemos recibido.

Nuestras acciones deben reflejar el amor de Cristo, y nuestra misión debe ser una expresión viva de la misericordia que hemos recibido. El mundo debe ver al Salvador en nosotros, cuya misericordia transforma vidas y restaura esperanzas.

Mira TambiénCómo Disfrutar De La Presencia De DiosCómo Disfrutar De La Presencia De Dios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir