La Historia De Gedeón: Un Ejemplo De Fe Y Obediencia

La Biblia nos relata la historia de Gedeón, un hombre que Dios escogió para liberar a su pueblo de la opresión de los madianitas. ¿Quién era Gedeón y qué podemos aprender de su vida? En este artículo, veremos cómo Dios usó a Gedeón para cumplir su propósito, y cómo la fe y la obediencia de este hombre fueron claves para su victoria.

Índice
  1. ¿Quién era Gedeón?
  2. ¿Cómo llamó Dios a Gedeón?
  3. ¿Qué hizo Gedeón después de ser llamado por Dios?
  4. ¿Cómo preparó Dios a Gedeón para la batalla?
  5. ¿Cómo venció Gedeón a los madianitas?
  6. Lecciones de la historia de Gedeón
  7. Preguntas frecuentes
    1. 1. ¿Por qué Dios escogió a Gedeón para liberar a Israel?
    2. 2. ¿Por qué Dios pidió a Gedeón que destruyera el altar de Baal en su casa?
    3. 3. ¿Por qué Dios redujo el ejército de Gedeón a solo trescientos hombres?
    4. 4. ¿Cuál fue la importancia de las trompetas, antorchas y vasijas en la estrategia de Gedeón?
    5. 5. ¿Qué podemos aprender de la respuesta de Joás, el padre de Gedeón, ante la destrucción del altar de Baal?
  8. Conclusión

¿Quién era Gedeón?

Gedeón era el hijo menor de Joás, de la tribu de Manasés. Vivía en Ofra, una ciudad situada al oeste del río Jordán. En aquel tiempo, los israelitas habían abandonado a Dios y seguían a los dioses falsos de los pueblos vecinos. Por eso, Dios permitió que los madianitas los invadieran y los oprimieran durante siete años.

La historia de Gedeón en la biblia

Los madianitas eran un pueblo nómada que vivía en el desierto. Cada año, cuando llegaba la época de la cosecha, entraban en la tierra de Israel con sus camellos y sus tiendas, y arrasaban con todo lo que encontraban. Robaban el ganado, las ovejas, los asnos y los alimentos de los israelitas, dejándolos sin nada para vivir. Los israelitas se veían obligados a esconderse en cuevas, montañas y fortalezas.

¿Cómo llamó Dios a Gedeón?

Un día, mientras Gedeón estaba trillando trigo en el lagar, para esconderlo de los madianitas, se le apareció el ángel del Señor y le dijo:

"El Señor está contigo, valiente guerrero" (Jueces 6:12).

Mira TambiénLa Parábola Del Hijo Pródigo. La Historia, Preguntas Y RespuestasLa Parábola Del Hijo Pródigo. La Historia, Preguntas Y Respuestas

Gedeón se sorprendió y le respondió:

"Perdón, señor mío, pero si el Señor está con nosotros, ¿por qué nos ha pasado todo esto? ¿Dónde están todas sus maravillas que nos contaron nuestros padres cuando nos dijeron: '¿No nos sacó el Señor de Egipto?' Pero ahora el Señor nos ha abandonado y nos ha entregado en manos de los madianitas" (Jueces 6:13).

El ángel del Señor le dijo:

"Ve con la fuerza que tienes y salva a Israel de las manos de los madianitas. ¿Acaso no te envío yo?" (Jueces 6:14).

Gedeón le replicó:

"Perdón, señor mío, pero ¿Cómo voy a salvar a Israel? Mi clan es el más débil de Manasés, y yo soy el más insignificante de mi familia" (Jueces 6:15).

Mira TambiénEl Espíritu Santo En Las Mujeres De La Biblia: Cómo Se ManifiestaEl Espíritu Santo En Las Mujeres De La Biblia: Cómo Se Manifiesta

El ángel del Señor le aseguró:

"Yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como si fueran un solo hombre" (Jueces 6:16).

Gedeón pidió una señal al ángel del Señor para confirmar que era realmente Dios quien le hablaba. Le ofreció un sacrificio de un cabrito y unos panes sin levadura, y lo puso sobre una roca. El ángel del Señor tocó con su bastón la carne y los panes, y salió fuego de la roca que consumió todo. Entonces el ángel del Señor desapareció. Gedeón se dio cuenta de que había visto al ángel del Señor cara a cara, y tuvo miedo. Pero el Señor le dijo:

"No temas, no morirás" (Jueces 6:17-23).

¿Qué hizo Gedeón después de ser llamado por Dios?

La primera tarea que Dios le encomendó a Gedeón fue derribar el altar de Baal que su padre tenía en su casa, y cortar la imagen de Asera que estaba junto a él. Baal y Asera eran dioses falsos que los cananeos adoraban. Dios quería que Gedeón eliminara la idolatría de su familia antes de enfrentarse a los enemigos externos.

Gedeón tomó diez hombres de sus siervos y cumplió lo que Dios le había mandado. Pero lo hizo de noche, porque tenía miedo de su padre y de los hombres del pueblo. A la mañana siguiente, cuando los hombres del pueblo vieron que el altar de Baal estaba derribado y la imagen de Asera cortada, se enojaron y buscaron al responsable. Se enteraron de que había sido Gedeón, y fueron a su casa para matarlo. Pero Joás, el padre de Gedeón, salió en su defensa y les dijo:

Mira TambiénEl Dios Que Responde Con Fuego Significado: Poder Y SoberaníaEl Dios Que Responde Con Fuego Significado: Poder Y Soberanía

"¿Van a defender a Baal? ¿Van a salvarlo? El que defienda a Baal, que muera antes de mañana. Si Baal es dios, que se defienda él mismo, pues alguien ha derribado su altar" (Jueces 6:31).

Así Joás reconoció que Baal no era dios, y que el verdadero Dios estaba con su hijo Gedeón. Desde entonces, Gedeón fue llamado Jerobaal, que significa "que Baal contienda contra él".

¿Cómo preparó Dios a Gedeón para la batalla?

Los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente se habían reunido en el valle de Jezreel, dispuestos a atacar a Israel. El Espíritu del Señor vino sobre Gedeón, y él tocó el cuerno para convocar a los hombres de su tribu. También envió mensajeros a las tribus de Aser, Zabulón y Neftalí para que se unieran a él. Gedeón contaba con un ejército de treinta y dos mil hombres. Pero Dios le dijo:

"Tienes demasiada gente para entregarte a los madianitas. No sea que Israel se jacte contra mí, diciendo: 'Mi propia fuerza me ha salvado'. Ahora pues, proclama en oídos del pueblo: 'El que tenga miedo y tiemble, que se vuelva y se retire del monte Galaad'. Y se retiraron del pueblo veintidós mil, y quedaron diez mil" (Jueces 7:2-3).

Pero Dios le dijo a Gedeón:

"Aún hay demasiada gente. Hazlos bajar al agua, y allí te los pondré a prueba. El que yo te diga: 'Este irá contigo', irá contigo; pero el que yo te diga: 'Este no irá contigo', no irá contigo" (Jueces 7:4). Gedeón llevó al pueblo al agua, y Dios le dijo: "A todos los que laman el agua con la lengua como lo hace un perro, ponlos aparte; lo mismo harás con todos los que se arrodillen para beber".

Mira TambiénEl Árbol Del Conocimiento Del Bien Y Del Mal: Un Misterio En El Jardín Del EdénEl Árbol Del Conocimiento Del Bien Y Del Mal: Un Misterio En El Jardín Del Edén

El número de los que lamieron el agua llevándola con la mano a la boca fue de trescientos hombres; todo el resto del pueblo se arrodilló para beber. Entonces Dios le dijo a Gedeón:

"Con estos trescientos hombres que lamieron el agua os salvaré y entregaré a los madianitas en tu mano; y que todo el pueblo se vaya cada uno a su lugar" (Jueces 7:7).

Así Dios redujo el ejército de Gedeón a una mínima parte, para mostrarle que la victoria no dependía de la fuerza humana, sino del poder divino.

¿Cómo venció Gedeón a los madianitas?

Gedeón dividió los trescientos hombres en tres grupos, y les dio a cada uno una trompeta, una antorcha y una vasija vacía. Les dijo:

"Miradme a mí, y haced como yo haga. Cuando yo llegue al extremo del campamento, haced como yo haga. Tocaréis las trompetas también vosotros alrededor de todo el campamento, y diréis: ¡Por el Señor y por Gedeón!" (Jueces 7:17-18).

Era la medianoche cuando Gedeón y sus trescientos hombres llegaron al campamento de los madianitas. De repente, tocaron las trompetas, rompieron las vasijas y levantaron las antorchas gritando:

Mira TambiénProverbios 16:1 Significado: Del Señor Viene La Respuesta Adecuada De La LenguaProverbios 16:1 Significado: Del Señor Viene La Respuesta Adecuada De La Lengua

"¡Espada del Señor y de Gedeón!" (Jueces 7:20).

El Señor hizo que los madianitas se volvieran unos contra otros con sus espadas. Los que escaparon huyeron hacia el río Jordán. Gedeón envió mensajeros a las tribus de Efraín, Manasés, Aser y Neftalí para que persiguieran a los m adianitas y los capturaran. También cruzaron el río Jordán en la persecución. La victoria fue completa, y Gedeón liberó a Israel de la opresión madianita.

Lecciones de la historia de Gedeón

La historia de Gedeón nos enseña varias lecciones valiosas. En primer lugar, destaca la importancia de la fe y la obediencia. A pesar de sus dudas y temores iniciales, Gedeón confió en la promesa de Dios y obedeció sus mandatos. Su disposición a actuar según la voluntad de Dios fue clave para la victoria sobre los madianitas.

Otra lección es la necesidad de eliminar la idolatría en nuestras vidas. Antes de enfrentarse a los enemigos externos, Dios instruyó a Gedeón a destruir los ídolos que su propia familia adoraba. Esto ilustra la importancia de apartarnos de las cosas que nos apartan de Dios y comprometen nuestra fidelidad.

Además, la historia de Gedeón subraya la idea de que la victoria no siempre está relacionada con la cantidad de recursos o fuerzas que tengamos. Dios redujo el ejército de Gedeón a solo trescientos hombres para mostrar que la verdadera fortaleza radica en la dependencia de Dios y no en la capacidad humana.

Preguntas frecuentes

Revisemos algunas preguntas más para aclarar dudas:

1. ¿Por qué Dios escogió a Gedeón para liberar a Israel?

Dios escogió a Gedeón porque vio en él la disposición de confiar y obedecer, a pesar de sus dudas iniciales. Gedeón demostró ser un líder dispuesto a seguir la voluntad de Dios.

2. ¿Por qué Dios pidió a Gedeón que destruyera el altar de Baal en su casa?

Dios quería purificar a Gedeón y a su familia de la idolatría. Antes de enfrentarse a los enemigos externos, era crucial eliminar cualquier obstáculo interno que pudiera alejar a Gedeón de la verdadera adoración.

3. ¿Por qué Dios redujo el ejército de Gedeón a solo trescientos hombres?

Dios redujo el ejército para enseñar a Gedeón que la victoria no depende de la fuerza humana, sino del poder divino. Quería que Gedeón confiara completamente en Él y reconociera que la verdadera fortaleza viene de Dios.

4. ¿Cuál fue la importancia de las trompetas, antorchas y vasijas en la estrategia de Gedeón?

Estos elementos fueron parte de la estrategia dada por Dios. Las trompetas simbolizaban la proclamación de la autoridad divina, las antorchas representaban la luz de la verdad, y romper las vasijas simbolizaba la liberación de la presencia de Dios. Juntas, estas acciones llevaron confusión al campamento enemigo.

5. ¿Qué podemos aprender de la respuesta de Joás, el padre de Gedeón, ante la destrucción del altar de Baal?

La respuesta de Joás revela su cambio de perspectiva. Reconoció que Baal no tenía el poder de defenderse y que el verdadero Dios estaba con Gedeón. Este episodio muestra cómo la obediencia de un individuo puede influir en la percepción y creencia de los demás. La historia de Gedeón es un testimonio inspirador de cómo la fe, la obediencia y la dependencia en Dios pueden conducir a la victoria incluso en las circunstancias más desafiantes.

Conclusión

La historia de Gedeón nos muestra cómo Dios puede usar a personas comunes y corrientes para hacer grandes cosas, si confían en él y le obedecen. Gedeón era el menor de su familia, y se sentía incapaz de liberar a su pueblo de los madianitas. Sin embargo, Dios le dio señales de su presencia y su poder, y le prometió que estaría con él.

Gedeón tuvo que vencer sus miedos y sus dudas, y seguir las instrucciones de Dios, aunque le parecieran ilógicas o imposibles. Al hacerlo, logró derrotar a un ejército numeroso con solo trescientos hombres armados con trompetas, cántaros y antorchas. La historia de este hombre, nos enseña que lo que importa no es nuestra fuerza o nuestra capacidad, sino la fe y la obediencia a Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir