La Gran Comisión: Qué Es, Contexto, Elementos E Importancia

En el corazón del mensaje cristiano se encuentra la Gran Comisión, un mandato que Jesús dio a sus discípulos antes de ascender al cielo. Esta orden trascendental no solo marcó el fin de su ministerio terrenal, sino que estableció el curso que la Iglesia seguiría en los siglos venideros. En este artículo, nos embarcaremos en un profundo análisis de este mandato, explorando su significado, implicaciones y relevancia para los creyentes de hoy en día.

La Gran Comisión

Índice
  1. ¿Qué es la Gran Comisión?
  2. Contexto histórico de la Gran Comisión
  3. Elementos clave de la Gran Comisión
  4. Importancia de la Gran Comisión
  5. La Gran Comisión en la actualidad
  6. Cómo participar en la Gran Comisión
  7. Preguntas frecuentes sobre la Gran Comisión
  8. Conclusión

¿Qué es la Gran Comisión?

La Gran Comisión se encuentra registrada en los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas. En Mateo 28:19-20, Jesús declara:

"Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo".

Esta instrucción resume el propósito central de la Iglesia: propagar el mensaje del evangelio, hacer discípulos y guiarlos en el camino de la fe.

Contexto histórico de la Gran Comisión

Jesús había completado su misión en la tierra, muriendo en la cruz para pagar por los pecados de la humanidad y resucitando al tercer día para vencer a la muerte. Con su victoria sobre la muerte, Jesús había abierto el camino para la salvación de todos aquellos que creyeran en él.

La Gran Comisión fue el último mandato que Jesús dio a sus discípulos antes de ascender al cielo, y en ella les encomendó la responsabilidad de llevar este mensaje de salvación a todo el mundo.

Elementos clave de la Gran Comisión

La Gran Comisión no es una simple sugerencia, sino un mandato claro y urgente. En ella, Jesús identifica tres elementos esenciales que deben caracterizar la misión de la Iglesia:

  • Ir: La Gran Comisión comienza con un llamado a la acción. Los discípulos, y por extensión la Iglesia, no debían permanecer pasivos, sino que debían salir activamente a buscar a aquellos que aún no habían escuchado el mensaje del evangelio.
  • Hacer discípulos: La meta de la Gran Comisión no es solo predicar el evangelio, sino también hacer discípulos. Esto implica guiar a las personas a una relación personal con Jesucristo, enseñándoles sus enseñanzas y ayudándoles a crecer en su fe.
  • Bautizar: El bautismo es un símbolo visible de la fe en Jesucristo y de la incorporación a la comunidad cristiana. Al bautizar, la Iglesia reconoce la conversión del nuevo creyente y lo recibe como parte de la familia de Dios.
  • Enseñar: La Gran Comisión también incluye un llamado a la enseñanza. Los discípulos debían transmitir las enseñanzas de Jesús a sus nuevos seguidores, ayudándoles a comprender las verdades de la fe y a vivir de acuerdo con ellas.

Importancia de la Gran Comisión

Este mandato es de vital importancia para la Iglesia por varias razones:

  • Es el mandato de Cristo: La Gran Comisión no es una idea humana, sino una orden directa de Jesús, el líder y cabeza de la Iglesia. Por lo tanto, es un deber ineludible para todos los creyentes obedecer este mandato y participar en la misión de la Iglesia.
  • Es la expresión del amor de Dios por la humanidad: La Gran Comisión nace del amor de Dios por toda la humanidad. Dios desea que todas las personas tengan la oportunidad de escuchar el mensaje de salvación y responder a él. La Iglesia, al cumplir con la Gran Comisión, está participando en el plan de Dios para la redención del mundo.
  • Es la fuente del crecimiento de la Iglesia: La Gran Comisión es el motor que impulsa el crecimiento de la Iglesia. A medida que la Iglesia cumple con su mandato de ir, hacer discípulos y enseñar, más personas se unen al cuerpo de Cristo y la fe se extiende por todo el mundo.

La Gran Comisión en la actualidad

La Gran Comisión sigue siendo tan relevante hoy en día como lo fue en el momento en que Jesús la dio. El mundo todavía está lleno de personas que no han escuchado el mensaje del evangelio, y la Iglesia tiene la responsabilidad de llevarles las buenas nuevas de la salvación.

Sin embargo, el cumplimiento del mandato en el siglo XXI presenta desafíos únicos. La globalización, la diversidad cultural y el creciente secularismo son solo algunos de los obstáculos que la Iglesia enfrenta al llevar el mensaje del evangelio a todos los rincones del mundo.

A pesar de estos desafíos, la Gran Comisión sigue siendo la misión central de la Iglesia. Los cristianos de hoy en día están llamados a participar

Cómo participar en la Gran Comisión

¿Cómo pueden los cristianos de hoy en día participar en la Gran Comisión? Hay muchas maneras en que podemos contribuir a la misión de la Iglesia, tanto localmente como globalmente. Aquí hay algunas ideas:

  • Compartir el evangelio con amigos, familiares y vecinos: La forma más sencilla de cumplir con la Gran Comisión es compartir el mensaje del evangelio con las personas que nos rodean. Esto puede hacerse a través de conversaciones personales, invitando a las personas a la iglesia o compartiendo recursos cristianos.
  • Involucrarse en el ministerio local: Muchas iglesias ofrecen oportunidades para que los miembros se involucren en el ministerio local, como enseñar la escuela dominical, visitar a los enfermos o ayudar a los necesitados. Participar en estas actividades es una excelente manera de usar nuestros dones y talentos para cumplir con la Gran Comisión.
  • Apoyar a las misiones extranjeras: Hay muchas organizaciones misioneras que trabajan para llevar el evangelio a personas en todo el mundo. Podemos apoyar a estas organizaciones a través de oraciones, donaciones o sirviendo como voluntarios en proyectos misioneros.
  • Orar por la Gran Comisión: La oración es una herramienta poderosa que podemos usar para apoyar la misión de la Iglesia. Podemos orar por los misioneros que están trabajando en el campo, por las personas que aún no han escuchado el evangelio y por la obra del Espíritu Santo en la transformación de vidas.

Preguntas frecuentes sobre la Gran Comisión

Si has quedado con duda, aquí tienes estas preguntas y respuestas:

  1. ¿Por qué es importante la Gran Comisión? Es importante porque es el mandato de Cristo, la expresión del amor de Dios por la humanidad y la fuente del crecimiento de la Iglesia.
  2. ¿Cómo puedo participar en la Gran Comisión? Hay muchas maneras de participar en la Gran Comisión, como compartir el evangelio con amigos y familiares, involucrarse en el ministerio local, apoyar a las misiones extranjeras y orar por la Gran Comisión.
  3. ¿Cuáles son los desafíos de cumplir con la Gran Comisión en el siglo XXI? Algunos de los desafíos de cumplir con el mandato en el siglo XXI incluyen la globalización, la diversidad cultural y el creciente secularismo.
  4. ¿Cómo puedo superar estos desafíos? Podemos superar estos desafíos confiando en el poder de Dios, buscando su sabiduría y dirección, y trabajando juntos como cuerpo de Cristo.
  5. ¿Qué promesas ha hecho Dios a aquellos que participan en la Gran Comisión? Dios ha prometido estar con aquellos que participan en la misión, darles el poder del Espíritu Santo y recompensarlos por su fidelidad.

Conclusión

La Gran Comisión es un llamado urgente de Cristo a sus discípulos y a la Iglesia. Es un mandato que nos invita a salir al mundo, hacer discípulos y enseñarles a guardar todas las cosas que Jesús nos ha mandado. Si bien el cumplimiento de la Gran Comisión presenta desafíos, también es una oportunidad emocionante para participar en la obra de Dios y ser parte de algo más grande que nosotros mismos.

Te invitamos a que te unas al cumplimiento de esta gran misión. Compartamos el amor de Dios con el mundo, hagamos discípulos y enseñemos a las personas a seguir a Jesús. Juntos, podemos hacer una diferencia en el mundo y ser parte de la obra de Dios para la redención de la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir