Doctrinas De Los Mormones Y Su Refutación Según La Biblia

La fe cristiana se caracteriza por su diversidad de interpretaciones y creencias. Entre las distintas ramas, los mormones han surgido como una comunidad con enseñanzas específicas que difieren en muchos aspectos de las doctrinas cristianas tradicionales.

En este artículo, exploraremos algunas de las doctrinas de los mormones a la luz de la Biblia, destacando las discrepancias y ofreciendo una perspectiva desde la tradición cristiana.

La doctrina de los mormones y su refutación según la biblia

Índice
  1. La doctrina de la pluralidad de dioses
  2. El libro de mormón y la biblia como escrituras divinas equivalentes
  3. El bautismo por los muertos
  4. El concepto del matrimonio celestial y la poligamia
  5. La preexistencia de las almas
  6. La noción de la salvación por obras
  7. Preguntas frecuentes sobre los mormones y su contraposición con la biblia
  8. Conclusión

La doctrina de la pluralidad de dioses

Los mormones sostienen la creencia en la existencia de múltiples dioses, con la idea de que los fieles pueden aspirar a convertirse en dioses por sí mismos. Esta perspectiva choca directamente con la enseñanza bíblica fundamental sobre la unicidad de Dios. En Deuteronomio 6:4, la Biblia proclama:

"Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es".

Este versículo establece la unidad divina, excluyendo la posibilidad de una multiplicidad de dioses. La idea de que los creyentes puedan llegar a ser dioses también contradice la Escritura, que sostiene la distinción absoluta entre el Creador y sus criaturas (Isaías 43:10).

El libro de mormón y la biblia como escrituras divinas equivalentes

Los mormones añaden el Libro de Mormón a la Biblia como una escritura adicional y equivalente en autoridad. Sin embargo, la Biblia misma advierte contra la inclusión de nuevos escritos. En Apocalipsis 22:18-19, se declara:

"Si alguno añade a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro".

Esto subraya la exclusividad de las Escrituras que ya han sido reveladas. La Biblia, en sí misma, proclama ser completa y suficiente para guiar a los creyentes hacia la salvación (2 Timoteo 3:16-17). Aceptar el Libro de Mormón como una adición a la Palabra de Dios contradice esta enseñanza.

El bautismo por los muertos

La práctica del bautismo por los muertos es una de las doctrinas más distintivas de los mormones. Según ellos, los vivos pueden ser bautizados en representación de aquellos que han fallecido. Sin embargo, la Biblia no respalda esta práctica. Hebreos 9:27 establece claramente:

"Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio".

Esta declaración elimina la posibilidad de intervenciones terrenales, como el bautismo, en favor de los fallecidos. La redención y la salvación son asuntos individuales y deben abordarse en vida.

El concepto del matrimonio celestial y la poligamia

Los mormones creen en la existencia de matrimonios eternos y practicaron la poligamia en el pasado, aunque actualmente la iglesia ha abandonado esta práctica. Sin embargo, la Biblia presenta un estándar claro para el matrimonio. En Mateo 19:5-6, Jesús enseña:

"Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. Así que no son ya más dos, sino una sola carne".

Esta definición establece la monogamia como el diseño divino.

La preexistencia de las almas

La doctrina mormona sugiere que las almas preexistían antes de su llegada a la Tierra. Sin embargo, la Biblia no respalda esta idea. Jeremías 1:5 revela:

"Antes que te formase en el vientre, te conocí, y antes que nacieses, te santifiqué; te di por profeta a las naciones".

Este versículo destaca la relación especial de Dios con el individuo desde el mismo momento de la concepción, refutando la idea de una preexistencia de las almas.

La noción de la salvación por obras

Los mormones enseñan que la salvación se logra a través de las obras y la obediencia a los mandamientos. Contrariamente, la Biblia subraya la salvación por gracia a través de la fe en Jesucristo. Efesios 2:8-9 declara:

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe".

La enseñanza bíblica es clara en que la salvación es un regalo de Dios, no algo que pueda ser ganado por esfuerzos humanos.

Preguntas frecuentes sobre los mormones y su contraposición con la biblia

En esta sección, responderemos a dudas puntuales sobre la doctrina de los mormones en contraposición con la biblia:

  1. ¿Cómo la doctrina de la pluralidad de dioses se opone a la enseñanza bíblica? La Biblia establece claramente la unidad de Dios en varios pasajes, negando la existencia de múltiples dioses.
  2. ¿Por qué la Biblia prohíbe añadir nuevos escritos como el Libro de Mormón? La advertencia en Apocalipsis 22:18-19 destaca la exclusividad de las Escrituras ya reveladas.
  3. ¿Qué enseña la Biblia sobre la práctica del bautismo por los muertos? Hebreos 9:27 indica que el juicio ocurre después de la muerte, excluyendo la intervención terrenal como el bautismo por los muertos.
  4. ¿Cuál es la posición de la Biblia sobre la poligamia y los matrimonios eternos? Mateo 19:5-6 establece la unión monógama como el diseño divino, contradiciendo la práctica de la poligamia y los matrimonios eternos.
  5. ¿Qué dice la Biblia acerca de la preexistencia de las almas? Jeremías 1:5 muestra que Dios conoce y santifica a los individuos desde la concepción, refutando la idea de una preexistencia de las almas.
  6. ¿Cómo la enseñanza mormona sobre la salvación por obras difiere de la perspectiva bíblica? Efesios 2:8-9 subraya que la salvación es un regalo de Dios por gracia a través de la fe, no por obras.

Conclusión

Al examinar las doctrinas de los mormones a la luz de la Biblia, es esencial recordar la importancia de discernir la verdad a través del estudio de las Escrituras. Invito a los lectores a explorar más allá de las diferencias doctrinales y a profundizar en las enseñanzas bíblicas que unen a los seguidores de Cristo. La fe cristiana, arraigada en la Palabra de Dios, ofrece un fundamento sólido para la comprensión de la verdad divina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir