Las 10 Parábolas Más Conocidas De La Biblia Y Sus Significados

En este apartado explicaremos las 10 parábolas más conocidas con sus significados. Las parábolas eran historias muy utilizadas por Jesús para emitir sus enseñanzas debido a que permitían que el mensaje llegara de manera más fácil a cualquier tipo de público. Todas tienen un significado profundo y se basan en historias de la vida cotidiana.

Parábolas más conocidas de la biblia y sus significados

Índice
  1. 1. Parábola del sembrador
  2. 2. Parábola del buen samaritano
  3. 3. Parábola del hijo pródigo
  4. 4. Parábola de la oveja perdida
  5. 5. Parábola de la moneda perdida
  6. 6. Parábola del gran banquete
  7. 7. Parábola de los talentos
  8. 8. Parábola del grano de mostaza
  9. 9. Parábola de la levadura
  10. 10. Parábola del rico y Lázaro
  11. Preguntas frecuentes sobre las parábolas de la biblia
  12. Conclusión

1. Parábola del sembrador

Una de las parábolas más nombradas de la biblia es la parábola del sembrador, registrada en Mateo 13:1-9, Marcos 4:1-9 y Lucas 8:4-8. La historia dice lo siguiente:

"Un hombre salió a sembrar. Y al sembrar, una parte de la semilla cayó en el camino, y llegaron las aves y se la comieron. Otra parte cayó entre las piedras, donde no había mucha tierra; esa semilla brotó pronto, pero el sol la quemó y se secó porque no tenía raíz. Otra parte cayó entre los espinos, y los espinos crecieron y la ahogaron. Y otra parte cayó en buena tierra y dio fruto, creciendo y multiplicándose, produciendo treinta, sesenta y cien veces más".

En esta parábola, Jesús hace una comparativa entre el terreno agrícola y el corazón humano. De la misma manera que un terreno debe estar preparado para la siembra, sucede con los corazones de los hombres y el mensaje del Reino de Dios.

Al igual que la semilla, la palabra de Dios se desvanece en un corazón que no está dispuesto. Por otro lado, hay personas que al principio reciben la Palabra, pero cuando el mundo les presenta atractivos, se apartan y dejan que la Palabra se pierda, tal como la semilla que cayó entre las piedras.

En resumen, esta historia explica de forma sencilla que hay diferentes maneras de recibir el mensaje de Dios, y que lo que suceda con el mensaje, depende del corazón que lo esté recibiendo.

2. Parábola del buen samaritano

Esta parábola, mencionada en el Evangelio de Lucas, capítulo 10, versículos 25-37, es utilizada por Jesús para enseñar a sus seguidores sobre el amor al prójimo. En este caso, la historia se ilustra con un hombre que es atacado por ladrones y dejado casi muerto en un lugar desolado. Un sacerdote pasó por el lugar, pero decidió dejarlo allí a su suerte, al igual que un levita.

Por su parte, un samaritano que pasaba por el sitio se compadeció y decidió ayudarle vendando sus heridas y cuidando de él, a pesar de las diferencias que tenía con su pueblo y las críticas que recibió de los demás. Recordemos que los samaritanos en aquel entonces eran considerados enemigos de los judíos.

La parábola del buen samaritano, enseña sobre el amor al prójimo. Como hijos de Dios debemos amar a nuestros amigos, pero también a nuestros enemigos, y ayudarles en el momento en que necesiten. No debemos hacer acepción de personas al momento de brindar apoyo.

3. Parábola del hijo pródigo

En Lucas, capítulo 15, versículos 11-32, podemos encontrar la parábola del hijo pródigo. Esta historia enseña sobre la capacidad de perdón que tiene el Señor para con sus hijos. Jesús ilustra la parábola con tres personajes principales; un padre y sus dos hijos.

El hijo menor, con ansias de disfrute y vanidad, le exige a su padre que le dé la parte de su herencia en vida. El padre accede a esta petición, ante la molestia del hijo mayor. El muchacho se fue de casa a disfrutar de sus riquezas de forma desmesurada junto con sus falsos amigos, los cuales lo abandonan al quedar sin dinero.

Arrepentido, después de pasar fuertes dificultades, el menor de los hijos decide volver y pedir ayuda a su padre, quien le recibe con los brazos abiertos y manda a preparar un gran banquete. Así mismo recibe Dios a sus hijos arrepentidos. De la misma manera, nosotros debemos perdonar a nuestro prójimo y recibir a los que se han alejado.

4. Parábola de la oveja perdida

En Lucas 15: 3-7 se encuentra la parábola de la oveja perdida, una hermosa historia que explica la magnitud del amor de Dios y la importancia que tiene cada uno de nosotros para Él. Se trata de un pastor que conserva 100 ovejas, pero en un momento dado se da cuenta de que le falta una de estas.

El pastor no se queda tranquilo, sino que deja las otras 99 ovejas protegidas en el rebaño y se aventura a buscar la que se le ha perdido. Al encontrar a la oveja perdida, regresa con alegría y la reintegra a su hábitat.

Nuevamente vemos reflejado el amor de Dios en una de las historias de Jesús. Así como este pastor buscó la oveja hasta encontrarla, nos busca también nuestro Señor y tiene misericordia de nosotros para regresarnos al rebaño.

5. Parábola de la moneda perdida

La parábola de la moneda perdida se encuentra en Lucas 15: 8-10. A través de esta historia, Jesús da un mensaje similar al de la parábola de la oveja perdida. Cuenta que una mujer que tenía 10 monedas de plata pierde una de estas. Esta, lejos de quedarse lamentándose, barre la casa y la busca con diligencia por todos lados hasta que la encuentra.

Después de hallar la moneda que le faltaba, la mujer se contenta e invita a sus amigas una celebración. Aquí se hace notar la forma en que Dios nos busca cuando nos alejamos de su lado y la alegría con la que nos recibe al arrepentirnos. “Hay fiesta en los cielos” cada vez que un hermano se arrepiente y regresa a los brazos del Señor.

6. Parábola del gran banquete

En Lucas, capítulo 14, versículos 15 al 24 aparece la parábola del gran banquete. La historia habla de un padre que prepara un gran banquete para la boda de su hijo. Sin embargo, los invitados ponen excusas para no asistir. Este padre, ante lo sucedido, ordena a sus siervos que inviten a todos los que encuentren, personas humildes.

Esta parábola enfatiza la generosidad de Dios al invitar a todos a su banquete celestial. También subraya la forma en que muchos, aun siendo importantes (podemos estar hablando de líderes, predicadores, miembros activos), pueden perder la oportunidad de estar en la mesa de Dios.

Muchas veces, ponemos excusas y nos alejamos del Reino de los cielos, quizás sin darnos cuenta, quedando excluidos en el momento de la comunión con Dios. Debemos estar alerta y siempre dispuestos para compartir con el Señor en Su mesa. Esto, indica una verdadera comunión con Dios.

7. Parábola de los talentos

Esta parábola es una de las más nombradas entre los cristianos, puesto que ilustra muy bien lo que se debe hacer con los dones y las responsabilidades para con el Reino. En Mateo 25: 14-30, la parábola de los talentos narra la historia de un jefe que le da a cada uno de sus empleados una cantidad de talentos al salir de viaje, para volver en un tiempo a revisar qué ha sucedido con lo que ha otorgado a cada quien.

Cuando el hombre vuelve, dos de los siervos han utilizado el dinero en inversiones y lo han multiplicado. El tercero de los siervos, por temor a lo que fuera a suceder, escondió el talento para que no le pasara nada. Los que han invertido bien los talentos, son premiados, pero la actitud del tercer siervo es vista con desagrado.

El Señor nos otorga dones, y con ellos, responsabilidades para con su reino. No debemos escondernos en una caja de cristal. De lo contrario, debemos utilizarlos para atraer a más personas a Dios, Él sabrá recompensarnos muy bien por nuestras acciones.

8. Parábola del grano de mostaza

La parábola del grano de mostaza se encuentra en Mateo 13:31-32 y otros pasajes de los evangelios. Compara al Reino de Dios con un grano de mostaza. El grano de mostaza es una de las más pequeñas de las semillas en el campo. Sin embargo, luego de un tiempo, crece un árbol de gran tamaño donde hasta los pájaros pueden hacer sus nidos.

No debemos desesperarnos cuando comenzamos a ser seguidores de Cristo. Es necesario confiar en el proceso que Dios tiene para cada uno de Nosotros. Así como la semilla de mostaza, podemos comenzar como algo muy pequeño y hacer grandes cosas para el Reino de Dios. El Señor tiene un propósito ya preparado, pero debemos aprender a manejar la paciencia.

9. Parábola de la levadura

En dos de los evangelios sinópticos puedes encontrar la parábola de la levadura, específicamente en Mateo 13:33 y Lucas 13:20-21. En estos versículos se habla de una mujer que mezcló un poco de levadura con una cantidad grande de harina para leudar todo, y compara esto con la expansión de la Palabra de Dios y Su Reino.

Lo que se trata de hacer entender aquí, es que, así como una pequeña cantidad de levadura es capaz de leudar una gran cantidad de harina, la palabra de Dios se esparce de forma rápida y es capaz de influir en muchas personas en el momento y a lo largo del tiempo.

10. Parábola del rico y Lázaro

La parábola de Lázaro y el rico aparece en Lucas, capítulo 16, versículos 19-3. La historia ofrece un contraste entre dos vidas de diferentes estatus sociales sus destinos eternos. Uno de los personajes, Lázaro, es una persona pobre y con necesidades que tiene que comer de las migajas del hombre rico.

Cuando los dos personajes mueren, les esperan mundos diferentes. A Lázaro le espera la vida eterna, mientras que el hombre rico llega a un lugar de tormento eterno. A través de esta parábola, Jesús enseña sobre los peligros de la riqueza y las actitudes egoístas. Debemos acumular riquezas en los cielos, porque todo aquí en la tierra es temporal.

Preguntas frecuentes sobre las parábolas de la biblia

Si deseas algunos detalles o tienes dudas, a continuación, te ofrecemos una sección de preguntas y respuestas:

  1. ¿Por qué Jesús utilizaba parábolas? Jesús usaba parábolas para enseñar, porque era más fácil hacer llegar el mensaje a través de historias de la vida cotidiana.
  2. ¿Dónde se encuentran las parábolas en la biblia? La mayoría de las parábolas se encuentran en los evangelios.
  3. ¿Cuál es la parábola más conocida de la biblia? La parábola del hijo pródigo ha sido la más conocida y estudiada a lo largo de los años.
  4. ¿Cuál es el mensaje de la parábola del sembrador? La parábola explica la forma en que las personas reciben el mensaje de Dios.
  5. ¿Qué enseña la parábola de buen samaritano? Enseña sobre el amor al prójimo, sin importar quién sea el mismo o las diferencias que tengamos.
  6. ¿De qué habla la parábola del grano de mostaza? La parábola compara el reino de Dios con un grano de mostaza, que comienza por algo pequeño y luego crece y se convierte en algo majestuoso.
  7. ¿Cuál es la diferencia entre una parábola y una fábula? Tienen estructuras similares, solo que las parábolas tienen enseñanzas religiosas, mientras que las fábulas pueden tener variados mensajes.

Conclusión

Las parábolas de la biblia son historias que traen consigo mensajes bíblicos. Eran muy utilizadas por Jesús, puesto que, al estar basadas en historias de la vida cotidiana, eran más fáciles de entender para cualquier público, y hoy en día sigue siendo así. Hay muchas historias de estas en Las Escrituras, y están registradas a lo largo de los evangelios.

Subir